Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2018

EL MONSTRUO

Cuando eres pequeño crees que se esconde en un armario o debajo de la cama y luchas por escapar de él o por hacerle frente con una espada.
Después creces, el monstruo cambia y puede convertirse en una pesadilla. Para unos el monstruo puede ser un compañero de colegio que le acosa o un niño del barrio o incluso un adulto que le hace cosas que no debería. Para otros el monstruo se instala en su cabeza y le dice lo que debe comer o no para controlar su cuerpo. Y a ciertas edades puede hacerse tan pesado de llevar que llegue a provocar incluso que no quieras seguir adelante porque te puede y no sabes como llevarlo, es tan difícil la adolescencia y es tan duro entender a los demás cuando muchas veces no te entiendes ni tú.
Llegas a la edad adulta y ahí es donde el monstruo puede llegar a dominarte. El monstruo ya no es el enemigo a batir sino el defecto a vencer. La envidia, los celos, la ira, la sed de venganza, son tantos los monstruos que pueden llegar a invadirnos. Porque allá donde ha…

COSAS MÍAS

Tengo un tatuaje, sólo uno. Me lo hice porque me apeteció en su momento y me encanta. No tengo intención de hacerme otro, aunque nunca se sabe, no soy muy de cerrarme en banda a nada.
Soy muy open mind (mente abierta) Tengo mis ideales y mis principios, pero suelo escuchar a todo el mundo y si me dan una buena argumentación puedo cambiar de idea. No me gusta ser muy categórica ni muy radical con nada, como he dicho arriba no me cierro nunca en banda porque creo que en la vida hay que ser algo flexible.  Lo que sí es verdad es que con las personas si conozco a alguien y no me gusta de primeras ya es muy difícil que llegue a gustarme, ahí soy menos de cambiar de idea, porque no suelo equivocarme. Tengo buen radar y si alguien no me gusta es por algo.  He pasado por quirófano 5 veces con anestesia general y afortunadamente siempre lo supero muy bien. Nunca por nada que no tuviera solución con la intervención. La primera vez a los 5 años, posteriormente a los 9, a los 16, a los 29 y a los…

PIEDRAS EN EL CAMINO

Sé que los que sabéis por lo que he pasado esta última semana os vais a reír con el título, pero me ha venido que ni pintado. Hoy quería hablar de las trabas que nos vamos encontrando a lo largo de nuestra vida, esas cositas que nos aparecen de golpe y nos desbaratan todos los planes y a las que hay dos formas de enfrentarse, con un par y con una sonrisa mientras se pueda o dejando que te lleve la amargura.
Hace bastante tiempo que dejé de hacer planes, creo que desde que llegué a entender el verdadero sentido de la vida que no es otro que dejarse llevar porque lo que haya de ser será. Está claro que uno tiene que tener un poco el timón de su barco, pero vamos que por muy bien que sepas navegar las marejadas van a seguir llegando, lo quieras o no, e intentar parar algo tan fuerte como una tormenta es como querer atravesar una pared sin pico ni taladro, imposible. Así pues yo voy viviendo mi vida como puedo y como me dejan. Hago ciertos planes, pero nada demasiado a largo plazo y tenie…