JULIA

Yo tenía 18 años y una noche me fui de fiesta con mi hermano y sus amigos. Estando en algún pub, creo que de la zona Xúquer, apareció un grupo de chicas y una de ellas se me quedó mirando, bastante seria (aunque ahora diga que no fue para tanto) Parece ser que preguntó a uno de los amigos de mi hermano: ¿quién es esa rubia que está con Jose?, y los amigos le dijeron: su hermana. Y esa fue la noche que nos presentaron.
Se convirtió en la novia de mi hermano y unos años más tarde, en la mujer de mi hermano. Mi cuñada. Lo cierto es que siempre nos hemos entendido bastante bien, y eso que somos muy distintas.  Y agradezco a la vida que la haya puesto en mi camino por tantos motivos.
Supongo que el primordial, o mejor dicho los primordiales, son tres y tienen nombre propio: Nicolás, Noelia y Fernando. Ella es la madre de lo que más quiero en el mundo, mis sobrinos, mis tres amores.
Conozco tantos casos de tías o tíos, que apenas pueden disfrutar de sus sobrinos. Tantas madres, sobre protectoras que no toleran que nadie tenga a sus hijos, salvo cuando es estrictamente necesario. Tengo amigas que no han visto casi a sus sobrinos por cuñadas con las que apenas tienen relación. Yo ahí tuve suerte, mucha. Nunca me ha puesto ningún problema para tener a mis sobrinos, llevarlos a donde haya querido, y de hecho, se ha volcado conmigo para que a través de ellos, viva tantas cosas que me he perdido por no ser mamá. Gracias a su generosidad, he vivido festivales de fin de curso, exhibiciones de Tae Kwondo, Rítmica, cabalgatas de reyes....Es ella la que dice que agradece que sus hijos hayan podido estar conmigo y con su tío, mientras ellos trabajaban, pero soy yo, la que no podrá nunca agradecer eso mismo lo suficiente. Porque sin ellos, yo no imagino mi vida. Y sin ella, tampoco.
Hace mucho que pasó la barrera de cuñada, hace mucho que yo la considero una hermana. Es el tiempo el que nos falta, el que nos hace que podamos vernos menos de lo que nos gustaría, pero siempre sacaremos ese ratito, ese día para irnos de comida las dos, para contarnos esas cosas que sólo cuentas a una hermana.
Mi peluquera desde siempre!, desde la academia de peluquería, que ya me fiaba de ella. Y os aseguro que si es buena en algo, es en lo suyo, es una crack! Allá donde ha trabajado, ha triunfado, y es que es muy muy buena, mi pelo y yo, os lo aseguramos.
Tengo muchos recuerdos atesorados con ella. Cuando fue mamá por primera vez y nació Nico, y pasé esa primera noche con ella y con el peque. Cuando me regaló el privilegio de ser la madrina de mi primer sobrino y sacarlo de pila. Los viajes a Alicante, en plan Thelma y Louis (ya sabes, esos que a veces acaban en Almansa, por ir de xarreta) El concierto de Dani Martín. O ese cigarro que te pedí a las tres de la tarde en el balcón de mi casa, las horas previas a mi boda. Gracias por ponerme guapa ese día, y todos los que han sido especiales para mí. Gracias por convertirte en una más en casa, por no considerarnos la familia de Jose, sino la tuya.
Hoy, con esta entrada, te quiero hacer ver, que a pesar de que los trabajos y la vida diaria no nos permitan pasar más tiempo juntas, el que hemos pasado, y pasaremos es muy especial.
FELIZ CUMPLEAÑOS CARIÑET


Comentarios

  1. que lindo que la gente se quiera ja... saludos a ambas!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito.
    Mi hermana no tiene hijos y se ha volcado tanto en los míos que es genial. Ella ha vivido los festivales dle cole y ahora los conciertos del coro y de Rock. Esta semana han llamado a mihijo para hacer de presentador de unos eventos y allá vamos todos, en plan Pantoja, y ella anima que no veas.
    Creo que crecer con familiares que nos quieren nos enriquece, a mí me pasó y lo quise para mis hijos, que pasaron la infancia rodeados de tíos, primos, abuelos, bisabuelos y tíos abuelos. Y eso, no tiene precio.
    Muy feliz tarde y ahora entiendo porqué siempre tienes ese pelo tan ideal.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

ESTE AÑO HE APRENDIDO

LO QUE ESTE AÑO HE APRENDIDO

Y SI...