Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2019

FLUIR, SIN MÁS

Que igual no sé de dónde me viene esa manía mía de sonreír a los desconocidos, pero seguramente sea algo innato en mí.
Que cuando oigo la música y la siento, bailo con los ojos cerrados.  Que cuando hago las cosas, las hago siempre con pasión, sea lo que sea lo que esté haciendo. Y que cuando voy a por algo, voy con todo. Que nunca me rindo, sólo a veces cambio de rumbo porque necesito redireccionar las ganas. Que cuando quiero, quiero intenso, quiero despacio, quiero bonito. Y que si algo me duele mucho, sólo lo lloro a oscuras, sin la necesidad de mostrarme a nadie. Que si beso cierro los ojos y abro el alma. Que si abrazo aprieto fuerte, muy fuerte. Porque creo en el poder de los abrazos.
Y que el cariño lo regalo en dosis altas, y sin efectos secundarios.
Que soy de piel y de besos en el cuello. Que para mí la vida es eso que pasa mientras vas improvisando, sin guiones, sin planes, porque me gusta que me sorprenda y ver que tiene para ofrecerme.  Que el pasado está ahí para que ha…

2019 ME GUSTAS

Nuevo trabajo, los estudios, mis proyectos y mis retos nuevos (intento preparar una 10K y para eso también necesito tiempo) entre otras muchas cosas y planes que me hacen estar hasta arriba, y ya apenas paso por aquí.  Lo bueno de todo esto, es que por primera vez en mucho tiempo, puedo decir eso de: estoy bien! y que sea realmente cierto.  He cerrado etapas. He cicatrizado heridas. He sanado en muchos aspectos. Ahora mismo estoy muy bien y sólo deseo que todo el mundo sea feliz y que la vida se llene de unicornios rosas y esas cosas. Y sí, ya sé que eso es una utopía. Ya sé que la vida es una espiral en la que todos vamos pasando por momentos mejores y peores, y que bastase que tú tengas uno bueno, para que alguien que te importa no lo tenga tanto. Pero vamos que si por mí fuera, todos seríais infinitamente felices, porque os lo deseo de corazón. Todos eh! Sin excepciones.  Yo este año he decidido dejarme llevar, dejarme atrapar por cada situación, por cada vivencia, por cada moment…