16 AÑOS Y AÚN LO PIENSO

All of me
Y pensar que el 30 de Junio de 1994 yo estaba en la UCI, recuperándome de mi operación de corazón. Quién iba a decirme que justo dos años después, ese mismo día, iba a conocer al amor de mi vida y quién iba a decirme que justo 7 años después, ese mismo día, me iba a casar con él.
Si ese día de 1994 alguien me hubiera dicho todo eso, le hubiera dicho que eso era imposible. Le hubiera dicho que por aquel entonces creía que ya conocía al hombre de mi vida y creía que ya lo sabía todo del amor...bendita inocencia, aún hoy me doy cuenta que en el amor no hay nada escrito.
Y si aquella noche de 1996 cuando nos presentó tu amigo Paco, me hubieran dicho que me iba a casar contigo, probablemente me hubiera reído y hubiera tachado de loco al adivino. Pero una vez más me hubiera equivocado.
Hoy 16 años después de casarme contigo, me doy cuenta de la suerte que tuve y de lo irónico que puede ser el destino. De que el hecho de que algo que deseas no te salga bien, puede provocar que venga algo que ni imaginas, algo tan grande que ni en tus mejores sueños hubieras esperado. Todo lo que soñé de niña, se quedó corto, qué digo corto, se quedó en mera anécdota en comparación con todo lo que he vivido a tu lado. Porque cuando eres una niña te cuentan los cuentos de princesas y príncipes azules y crees que ya lo sabes todo. Y cuando eres adolescente, te enamoras del malote de turno y te sonríe y vuelves a creer que ya lo sabes todo. Y luego de repente, aparece esa persona, surge ese sentimiento tan grande y entonces es cuando te das cuenta que no sabías lo que era querer. Querer tanto que duele la ausencia. Querer tanto que esa persona pasa a ser lo primero, incluso por encima de ti mismo, y no por sumisión, sino porque no puedes ser feliz si no le ves feliz a él primero. Querer tanto que mires a esa persona 16 años después de haber empezado a convivir con ella y 21 después de haberla conocido y seguir sintiendo que es él.
No sé qué habría sido de mí si aquel 30 de Junio de 1996 no nos hubieran presentado y si aquel 30 de Junio de 2001 nos hubiéramos casado. No sé si habría conocido quizá a otra persona. Lo que sí sé es que sin ti, mi vida no hubiera sido lo que conozco y la que he vivido hasta ahora, y esa vida es la que ha hecho de mí una persona inmensamente feliz, sólo porque tú estás en ella.
Feliz aniversario mi amor

Comentarios

  1. qué bonita entrada, ana, feliz doble aniversario!! ya vi también en facebook la foto que pusiste de la marca... saliste victoriosa de esa operación, como de muchas cosas en tu vida. en cuanto al día que os conocisteis, las mejores cosas llegan el día que menos lo esperamos.
    besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la vida te sorprende cuando menos te lo esperas. Casualmente el día 30 le conocía y el día 30 me casaba. Gracias corazón

      Eliminar
  2. ¡Que bonito!
    La verdad que hoy en día cada vez se da menos pero a mí me encantan las historias de amor de años y años.
    Me alegro que supieses ver por encima del malote de turno porque lo que te llevaste fue infinitamente mejor.
    Besos y felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí son unos cuantos ya, 21 haremos juntos el 3 de agosto 😊 Gracias tesoro

      Eliminar
  3. Pues muchísimas felicidades. Es verdad que todo lo que uno al principio piensa que es amor del bueno al final resulta que no. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas felicidades!!!!!
    Yo no llegué a estar con malotes, ni siquiera me gustaron... Pero creía que había gente que me gustaba y me di cuenta de que no... jaja que quería que me gustasen.
    Aunque lo curioso de la menta es que aún el otro día soñé con un "amor" de la infancia... jajaja


    Y que cuummmplan muchos más!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO