UN POQUITO DE TI. UN POQUITO DE MÍ.

Decía Benedetti (que ya sabéis que me encantaba este hombre y todo lo que dejó escrito) "no olvida quien finge olvido, sino quien puede olvidar" pocas veces leí mayor verdad.
El olvido es aquello que se practica cuando algo no te importa. Si algo te da igual posiblemente lo olvides. Si un hecho, una persona, un acto, no te supone ningún sentimiento ni nada se te remueve por dentro, lo más seguro es que pase el tiempo y no lo recuerdes. El olvido se da cuando puedes olvidar, no cuando lo deseas. Cuantas veces desearíamos poder olvidarnos de algo o de alguien y nos es imposible hacerlo porque dicho acontecimiento o persona nos ha tocado el alma.
¿Y qué ocurre cuando algo se nos olvida porque no nos pilla cerca? pues que en ocasiones olvidamos cosas importantes, cosas que no deberíamos pasar por alto.
Supongo que a estas alturas todos conocéis a Pablo, este joven deportista que pasó de repente de su lucha por conseguir sus sueños, a su lucha diaria por sobrevivir. Pablo tiene leucemia. Ahora su única meta es curarse y para eso necesita un trasplante. Como estamos delante de un luchador de tomo y lomo, en lugar de desesperarse y encerrarse en sí mismo y llorar (que imagino lo hará también) este chico se propuso contar su historia mediante las redes sociales, compartir su terrible experiencia y pedir a la gente de esta manera que se haga donante. El otro día me hizo llorar (y os aseguro que mi trabajo me está haciendo fuerte) pero me rompió viéndole en uno de sus últimos vídeos. En éste, nos contaba que estaba hecho polvo por el efecto de la morfina porque lo tiene totalmente dopado hasta el punto de tener paranoias (el efecto continuado de la morfina puede ser brutal) y si se la quitaban, no podía soportar el dolor. Como punto final al vídeo dijo algo que no puedo por menos que compartir a través del blog, porque sí, porque la finalidad de Pablo, es que nos hagamos donantes. Decía él "es genial que compartáis pero si no sube la lista de donantes, no hacemos nada"
Por esto es que os hablaba del olvido. Quizá Pablo no os toca nada, quizá nos pilla lejos. Es posible que no hayáis tenido a nadie cerca que necesite un trasplante, sea de médula o de cualquier otro órgano, pero no debéis olvidar que esta realidad está ahí y que nos puede pasar a cualquiera de nosotros. Ninguno estamos exentos de necesitar en algún momento una donación y seguro que si así fuera, nos encantaría que alguien lo hiciera por nosotros.
Hace años yo misma fui operada del corazón y me consta que había preparada sangre del banco por si me hacía falta. Al final no la necesité, pero si lo hubiera hecho ahí la tenía, y la tenía gracias a la generosidad de una o varias personas que me la habían dado sin conocerme. En aquel momento supe que tenía que hacerme donante de sangre yo también y desde hace un tiempo ya lo soy.
Mañana voy a hacerme las pruebas para ser donante de médula, que era algo que también tenía pendiente. Y yo también trabajo y voy pillada de tiempo, pero es tan sencillo, te lo ponen tan fácil que si no vas, es porque no quieres. Que no te estoy obligando, que cada uno debe hacer lo que su conciencia y su corazón le dicte, yo misma podría haberlo hecho antes y no lo hice.
No cerremos los ojos, no finjamos olvido y no hagamos como que esto no va con nosotros. Hagamos de cada día una nueva oportunidad de salvar la vida a alguien. ¿No os parecería genial ser un héroe anónimo? Dicen que si haces algo bueno en la vida, la propia satisfacción que sientes ya te crea sensación de bienestar y por tanto felicidad, eso que tanto buscamos en cosas a veces imposibles, ¿qué os parece si hacemos algo tan bonito como dar un poquito de nosotros a alguien que pueda necesitarlo?
Da un poquito de ti. Yo daré un poquito de mí.

Comentarios

  1. Ufff yo también lo vi y ya que no puedo donar sangre me he planteado donar médula. No dejes de contarme qué tal. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo tienes que ir al centro de trasfusión de tu ciudad y que te hagan una analítica y una entrevista con una serie de preguntas acerca de tu salud. Si todo está correcto te incluyen en la lista de donantes. Si en algún momento resultas compatible con alguien que lo necesiten, se ponen en contacto contigo y si puedes donar en ese momento lo haces. Si no estás en un momento en el que se pueda dar la donación, pues por tema de salud pudiera ser, embarazo o algo que te lo impida, pues no donas y punto.
      Es tan sencillo que asusta que la gente no se haga el ánimo, porque si para esto no se lo hacen, para cosas más complicadas imagina.
      Besos

      Eliminar
  2. Tienes razón, se puede donar y ayudar a otros, a veces hay voluntad pero el sistema no lo facilita, el otro día vi en las noticias que un joven murió y quisieron donar sus órganos pero tenían que llenar formatos, hacer filas, esperar respuestas y aunque había gente que lo necesitaba y estaba ahí al alcance por así decirlo, la bola de requisitos hizo lento el proceso, incluso dijeron que hubo riesgo de que algunos órganos importantes ya no pudieran utilizarse.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caramba! Y en qué país fue eso??? Lo digo porque en España me extraña. De todas formas para que eso no ocurra, lo mejor es hacerte donante de órganos en vida. Así no hay dudas ni papeleos. Cuando uno fallece si está en la lista como donante de órganos directamente se ponen manos a la obra.
      Un saludo

      Eliminar
    2. No hace falta estar en lista. En España, por defecto "todos somos donantes". Si alguien es apto para donar y no hay negativa familiar, no hay problema. Así que me costaría creer que eso haya pasado en España (he visto cómo mantienen "vivo" a pacientes en muerte cerebral durante el tiempo que sea preciso para que los órganos sean viables para una donación (evidentemente en conformidad con la familia)

      Eliminar
    3. Mil gracias Irene!!! A mí también me parecía extraño que eso hubiera ocurrido aquí, ya que en tema trasplantes somos muy buenos.
      Gracias por aportar tu opinión como profesional :-*

      Eliminar
    4. Eso pasó en México, el país de los trámites.

      Es que murió como en un accidente y la familia quiso donar los órganos y pues pasó eso que dije

      Eliminar
    5. Que lástima por favor! Que una familia derroche generosidad con un acto tan bonito y por culpa de la burocracia no se lleve a cabo, me parece increíble. Espero que pronto se pongan las pilas en este tema en México, de corazón.
      Un beso

      Eliminar
  3. (Soy Irene... por cierto.. jajaja que estoy desde la otra cuenta)

    Cada día trato con gente que ha precisado o precisará de un trasplante de médula (digamos que el térmico correcto es de "progenitores hematopoyéticos"... suena demasiado fashion... jaja pero es que en la actualidad menos de un 10% de las donaciones y de los trasplantes son "realmente" de médula. Se suelen hacer de "sangre periférica". Como si fuera una donación más larga de sangre en la que van filtrando las células madre. Lo cual hace que el procedimiento sea aún más sencillo para el donante)

    Cada día firmo varias hojas para efectuar trasfusiones.

    La necesidad es tremenda. La difusión por parte de Pablo, es genial. Que su mensaje cale... es maravilloso. Que gente como tú lo comparta, es realmente increíble.

    El otro día rellenaba la ficha de un paciente joven que ingresaba para un trasplante. No hacía falta, pero abrí el sobre del donante. Seguro que ese paciente ha pensado un montón en quién será y cómo será su donante. Por anonimato yo solo podía acceder a la nacionalidad (alemán... la mayoría son alemanes... ahí hay mogollón de donantes), al sexo, y a su fecha de nacimiento... Y me di cuenta de que justo ese día era su cumpleaños. Y pensé en lo bonito que resultaba que tan próximo a su cumpleaños, estuviera regalando vida a otra persona a la que nunca conocerá... y me sentí ahí como en medio... incluso me daban ganas de ir a la habitación y decirle a ese receptor que que era el cumpleaños de su donante... jajaja)
    Curiosidades de la vida...

    Magnífico mensaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu trabajo, aunque duro, durísimo, y sobretodo por las condiciones en las que estáis, también tiene estas cosas tan bonitas.
      Te doy las gracias de corazón por participar tan activamente en esta entrada con tus comentarios como profesional, que valoro más, sabiendo lo liada que vas siempre.
      Un besazo enorme amiga

      Eliminar
  4. A mí no me dejan ser donante por estar baja de peso. Incluso cuando los atentados del 11M fui a un autobús que pusieron en el campus de la facultad y les pedí pro favor, que me sacaran sangre, que además soy 0+. Les dije que no me mareo, que no tengo anemia... pero nada. A la chica y a mí se nos caían las lágrimas porque las dos querríamos que yo pudiera donar, pero no puedo. Y qué rabia me da. Si alguna vez consigo engordar y llegar a los 50 kilos, aunque sea de refilón, voy a salir corriendo al primer hospital que vea.
    Creo que para donar médula me pasa lo mismo, pero volveré a informarme a ver. Lo de este chico se ha hecho bastante viral, espero que sirva para concienciar a mucha gente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En médula en principio no hay problema con el peso

      Eliminar
    2. Pues sí es una putada lo del peso mi niña, pero también lógico. Mira si te apetece lo de la médula, que dice Irene que no hay problema.
      Un besazo y arriba ese ánimo eh corazón

      Eliminar
  5. la leucemia es terrible. se ha llevado a muchas personas jóvenes con toda la vida por delante.
    cuando tienes a una persona cercana enferma, sientes mucha angustia por que puedan atenderle pronto, por encontrar en la farmacia las medicinas que necesita... no digamos si necesita sangre de su grupo. hay que pensar en eso para concienciarse.
    tengo que hacerme unos análisis de sangre, que hace mucho que no me los hago, a ver qué tal estoy. si todo va bien, a ver si encuentro un sitio fiable para donar...
    besos, anacris!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para donar lo mejor es tu centro de transfusión de tu ciudad corazón, me he informado muy bien al respecto. Si quieres información, cuando te apetezca si entras en la página de la fundación de Josep Carreras te informan de maravilla de todo.
      Mil besos

      Eliminar
  6. Sí, la historia de ese chico es terrible. Y tienes razón con lo de donar. Voy a verlo aquí yo también. Has hecho muy bien en hacer este post.
    Besos, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso enorme Celia!!! Y gracias por animarte a ello.

      Eliminar
  7. Ay Ana corazón, si es que eres un sol... ojalá hubiera muchísimas más personas en el mundo como tú. La verdad es que se necesitan más donantes, más gente con ganas de ayudar, más empatía.... y es que el movimiento se demuestra andando y no poniendo fotos en blanco y negro en el facebook!!

    Un besazo reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso nada! No hago nada que no haya hecho antes que yo miles y miles de personas en el mundo. De hecho yo podría haberlo hecho antes y no lo hice, cosa de lo que me avergüenzo un poco, porque de veras lo dejas estar por dejadez y eso, no debería ser.
      La verdad es que en lo último que dices así es, si sólo ponemos fotitos y lacitos y luego no hacemos nada...de poco o nada sirve.
      Besos enormes mi niña

      Eliminar
  8. Yo reconozco que me da mucho miedo de que me duela. Sé que no es excusa porque es un momentito pero ya sabemos cómo son los miedos... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso le pasa a mucha gente mi niña, no te avergüences. A ver, es algo que tienes que estar muy concienciado y preparado para hacer, así que, hazlo sólo si un día te sientes preparada. Los miedos son muy jodidos, te lo digo yo, que tengo unos cuantos. En casa del herrero...ya se sabe

      Eliminar
  9. A mi me alucina que haga falta que un chico guapo y con tirón en las rrss se ponga enfermo para que haya una oleada de solidaridad. Oleada de la cual me alegro infinito por toda la gente que se va a beneficiar, pero enfermos ha habido siempre y siempre nos ha podido tocar a cualquiera.
    Besos, flor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para estas cosas siempre viene genial que haya gente con tirón. Por desgracia, la única manera de concienciar a veces es ponerle nombre y cara al problema. Ya pasó con #medulaparaMAteo y otros casos parecidos. Los donantes de médula han subido en España un montón gracias a cosas así.
      No ver la cara del problema hace que no se conozca la necesidad.

      Eliminar
    2. Por supuesto que sí Eva, totalmente de acuerdo. Pero pasa una cosa, tendemos a olvidar estas cosas, entre otras cosas, porque si fuéramos todo el día pensando en enfermedades y enfermos y en que podemos caer nosotros, nos volveríamos locos todos. Y por eso no está mal que, de vez en cuando, alguien como Pablo, en primera persona nos recuerde que esto está ahí, y que nos haga ver que tenemos que poner todos un poco de nuestra parte para ayudar a quien pueda hacer falta. No hay más. Esto tampoco es que me lo haya provocado Pablo, yo llevaba años pensando en hacerlo, muchos, pero sí, él me lo ha recordado y he dicho, ahora sí.
      Un besazo corazón

      Eliminar
  10. Yo soy donante de sangre y de órganos desde la misma semana que cumplí 18. Mi madre me habló desde pequeña de la importancia de donar, y la primera vez vino conmigo. Desde entonces dono mis tres veces siempre que el hierro me lo permite, y es de las cosas más gratificantes que hago en mi vida.

    No somos conscientes de la importancia que tienen estas cosas, y que no implica riesgo alguno ni daña tu salud, al contrario. A mí me emociona saber que gracias a mi donación ayudo a salvar o mejorar la vida de otra persona.

    Eres grande Anacris. Con gesto así no haces más que ratificarlo a los que ya te conocemos.

    Sacos de besos, cariñet.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco, y no sabes cuanto, tus palabras tan bonitas siempre hacia mi persona. Pero en este caso, me haces sentir vergüenza, porque en absoluto me hace grande el hecho de hacerme donante de médula. No es sino un acto que todos deberíamos hacer, y no creo que me haga mejor persona por ello, como mucho si me apuras, más solidaria ;-)
      Me alegro de que me tengas tanto cariño que siempre noto por tu forma de comentarme y quiero que sepas, que es totalmente mutuo. Poco necesité para sentirlo así cuando te conocí.
      Un enorme beso mi niña

      Eliminar
    2. Sí, pero no digo que seas grande porque tú lo hagas. Obviamente si todos lo hiciéramos igual no habría tantos problemas para encontrar donantes compatibles, lo digo porque siempre te falta tiempo para abanderar causas solidarias, para dar voz a las injusticias... y a veces podrías callarte y hablar de todo y de nada sin mojarte. Eso es ser valiente. No sé, no lo digo como elogio, sino como admiración.

      La solidaridad, Anacris, es algo de lo que muchos presumen, y que pocos tienen. Solidario no es compartir una foto tuya en blanco y negro para decir que luchas contra el cáncer. Solidario es donar, y animar a los demás a que lo hagan, no darte golpes de pecho con tonterías.

      Bien sabes que ese cariño es mutuo y que cuando aterrice por Valencia esa paella cae. Esperemos que sea prontito.

      Besote!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO