LAS METAS

Hola amores, hoy he venido para hablaros un poquito de las metas, esos pequeños o grandes retos que todos tenemos en la vida y que, en cierta manera, nos hacen ir hacia delante.
Las metas son necesarias por eso, porque te impulsan a no estancarte y a seguir avanzando y eso siempre es bueno, pero claro, hay que saber como llevar a cabo esas metas, como elegirlas y como luchar por ellas sin dejar de lado el resto de nuestra vida, y justo de eso voy a hablaros.
Lo primero que tenemos que hacer es elegir bien nuestras metas y asegurarnos de que son metas realistas, cosas que podamos llegar a realizar. Por ejemplo, una muy típica, la de querer bajar de peso. Está genial que quieras mejorar tu cuerpo y tu salud perdiendo peso cuando te sobra, pero no puedes pretender perder 20 kilos en uno o dos meses, así que si quieres hacerlo, proponte una meta a largo plazo y micro metas por el camino, es decir, este mes dos kilos, el siguiente tres... Si una meta no es realista, nunca llegarás a ella, lo que te creará frustración y hará que muy al contrario cada vez te alejes más de tu objetivo. Si quieres, por ejemplo, estudiar una carrera, escoge una que vayas a poder llevar adelante, porque sea algo vocacional, porque se te dé bien y sobretodo ten en cuenta que tengas tiempo para estudiar, porque una carrera no la sacas estudiando una hora al día. Lo dicho, metas sí, pero siempre realistas.
Lo segundo, luchar por conseguirlas. Esto, que puede parecer una obviedad, no lo es tanto. Os suena y volvemos al mismo ejemplo de antes: "quiero adelgazar y este año lo consigo" pero sigues comiendo igual de mal, sigues sin hacer deporte...Pues un milagro no va a haber, si no cambias de hábitos, si no haces nada por bajar de peso, te vas a quedar igual. Y es mucha la gente que se pone metas y luego no hace nada por conseguirlas. Así que, si vas a ir a por un objetivo, pues eso, ves y para ir a cualquier sitio, hay que dar pasos. Y asegúrate de dar los pasos correctos que te lleven a donde quieres llegar.
El tercer punto sería, no perder de vista el resto de tu vida por el camino. Tienes que ir luchando por conseguir esa meta, pero no te olvides de lo que ya tienes. Muchas veces ocurre que nos centramos tanto en una cosa que perdemos de vista el resto del mundo y esto va en detrimento de lo que ya es nuestro y forma parte de nuestro día a día. Si quieres, por poner un ejemplo, subir en el trabajo y conseguir un ascenso, lucha por ello, pero no trabajes y trabajes todos los días hasta las tres de la mañana y vayas a dejar por ejemplo a tu familia de lado, vaya a ser que con el ascenso te llegue una demanda de divorcio, supongo que me entendéis. Ser feliz es una actitud amores, no es un estado. Si esto, para empezar, no lo tenemos claro, estamos perdidos. No existen los finales felices, no existe el "y fueron felices y comieron perdices". No pienses en esa meta como lo que te va a dar el colmo de la felicidad cuando llegues a ella porque esto no funciona así. La felicidad es un momento, y ese puede ser el presente y tú por estar sólo volcado en "llegar a" no te estás dando ni cuenta. Y el tiempo es algo que nunca regresa. ¿Recuerdas el otro día, sí sí, te hablo a ti, a ti que dices que jamás vas a ser feliz si no consigues esto o lo otro porque no te sentirás realizado, recuerdas que estabas en el sofá de tu casa, completamente relajado, sin ningún frente abierto disfrutando una cerveza fresquita y leyendo o viendo la tele, o comiendo un helado? ¿Lo recuerdas? pues eso era felicidad, en aquel momento fuiste feliz. Si no te diste cuenta, tienes un problema.
Y por último, pero no menos importante, saber cambiar de meta si esta se torna imposible o te está quitando la vida. Está muy bien soñar, yo soy ciertamente soñadora, pero siempre con un punto de realismo que nos haga mantener los pies en el suelo, más que nada porque si soñando subes muy arriba, la hostia puede ser brutal. Hay veces que las cosas, simplemente, no pueden ser. Por ejemplo, a mí me hubiera encantado ser astronauta, y no estoy de coña, siempre me ha encantado todo lo relacionado con el espacio, las estrellas...para mí pisar la luna hubiera sido un sueño, pero teniendo en cuenta que en mates no soy precisamente un genio, y que no monto ni en los cacharritos de la feria, pues mejor cambiar de meta ¿no? Mucha gente, me dice aquellas frases hechas de: "nada es imposible" "si se desea con mucho fervor se consigue" "los milagros existen" No queridos, siento ser yo la que os explote vuestra burbuja pero eso no es así. Lo que ha de ser será, y lo que no, ya te puedes pegar de cabezazos contra la pared que no va a ser. Si lo que uno deseara fervientemente sucediera a día de hoy yo no tendría que ir a un cementerio a visitar a mi tío, os lo aseguro. Y luchó, luchó como un campeón, y los demás pedimos, pedimos a todos los santos y a los que no son santos que le ayudaran, pero no, aquello no pudo ser. El tema está en que si una meta no puede ser, debéis ser capaces de asumirlo y de cambiarla. De seguir adelante y de no dar por perdido el tiempo que has luchado por ella. Si, como te he dicho en el anterior punto, eres de los que entiende que la felicidad son momentos y has sido capaz de disfrutar de cada uno, sabrás que ya eres feliz con lo que tienes y no te costará nada cambiar de meta y seguir adelante. Si no, te va a costar un poco más, pero te acabarás dando cuenta de que, al final, para seguir viviendo, sólo es necesario una cosa, seguir respirando.

Comentarios

  1. Ayyy amiga (porque creo que te has ganado a pulso que te llame así), cómo me suenan estas palabras, sé que las dices de verdad y con el corazón y que todo tu afán es cuidarme. yo no es que crea que no hay nada imposible, lo que sí creo es que las cosas hay que intentarlas, porque no te va a llover un trabajo en el sofá de tu casa, ni un coche nuevo, ni una pareja... creo que para que las cosas sean posibles hay que intentarlas y que "todo es posible si lo intentas"... el no ya lo tenemos y hay que arriesgar, de los cobardes nunca se ha escrito nada. Un beso y un millón de gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hablo de no intentar, en ningún momento, hablo de intentar y luchar cosas reales y no fantasía. De los cobardes no hay nada escrito pero acabar como el Quijote tampoco es sano ;-)
      Las metas reales y bien luchadas si han de ser, serán. Y como bien he explicado, no todo es posible en la vida por mucho que luches, o ningún enfermo moriría.
      De todas formas sólo son consejos, cada uno los tomará o no. Al final libre es el ser humano de elegir su vida y sus batallas :-)

      Eliminar
  2. Hola!!!!! Yo opino igual, por un lado hay que valorar lo que se tiene y apreciar las pequeñas cosas, eso que comentas del sofá y la cerveza que no han sabido valorar, y por otro hay que luchar con realismo, con una dosis de sueño, claro que sí, pero dentro de unas posibilidades.
    Y lo de desear fervientemente...más que pedí yo para mi padre...hay cosas que es mejor no pensarlas porque sino no podríamos seguir.
    Besos y me ha molado la entrada,lo explicas genial.
    Feliz finde!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues veo que me has entendido perfectamente! Así es, desear sí, soñar también, pero siempre con los pies en el suelo, que si volamos muy alto, cuando nos toque bajar será demasiado en picado. Y sí, ojalá todo lo que deseamos pudiera ser, ojalá.
      Besos mil

      Eliminar
  3. decía einstein que si hacías siempre las mismas cosas no podías esperar resultados diferentes. a veces hay que cambiar de táctica para conseguir una meta determinada.
    siempre lo digo, pero yo antes en el plano social era bastante limitado y torpe. ahora ya parece que estoy encontrando mi camino... pero ha sido porque era algo que me preocupaba y trataba de cambiarlo.
    besotes, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un tío inteligente, se ve, por eso sé que sabrás cambiar lo que necesites para ir consiguiendo tus propias metas. Efectivamente cuando algo no funciona, hay que cambiarlo, si queremos mejorar claro. Si nos estancamos pues ahí nos quedaremos.
      Mil besos Chema

      Eliminar
  4. Es que como bien dicen... hay que hacer lo que tienes que hacer mientras puedes hacer lo que quieres hacer, tampoco no hay que vivir sin sueños pero no irse al extremo y vivir solo de sueños, es complicado y es como un equilibrio y aquí la menos indicada para opinar de sueños y metas soy yo pero bueno, igual y lo que digo le sirve a alguien jajaja

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Equilibrio, esa es la palabra exacta, muy bien dicho. Hay que saber soñar pero sin pasarse, ni locos ni cuerdos del todo jeje.
      Pues tranquila, yo tampoco soy ejemplo de nada, como suelen decir, consejitos vendo que pa mí no tengo.
      Besos linda

      Eliminar
  5. Siempre he dicho que la felicidad es una decisión. No soy de trazarme demasiadas metas. Habrá quien diga que soy conformista pero me gusta que la vida me vaya sorprendiendo. Muy de acuerdo contigo en que no tienen sentido esas teorías de que si uno desea algo con suficiente fuerza se termina cumpliendo. De ser así, a estas alturas yo ya hubiera ganado la lotería tres o cuatro veces. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la felicidad es cuestión de actitud, aunque muchos piensen que es como una especie de meta en sí misma, llegar a ser feliz. Ser conformista no es en absoluto un pecado, de hecho la gente conformista vive muy tranquila. Yo de un tiempo a esta parte, también soy bastante conformista, como canta Bustamante: "feliz con lo tengo, feliz con lo que siento" ;-)
      Besotes guapísima

      Eliminar
  6. Más que bien. Todo lo que dices es cierto y no se le puede poner ni una coma más. Que lo lea todo el mundo, estoy hasta el gorro de las frasecitas motivacionales de mierda y de objetivos absurdos y de gente frustrada por querer imposibles. Realismo, coño ya!
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las frases motivacionales son lo peor jajajaja. Sobretodo esas que te dicen cosas como "todo es posible si luchas" Los cojones, con perdón. Ojalá fuera así, pero no. Y al igual que hay que luchar, también hay que saber cuando parar.
      Besazos cielo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG