AQUELLAS COSAS QUE ME HACEN HUIR DE UNA PERSONA

Yo no soy perfecta. Ya hablé de algunos de mis defectos en esta entrada, aunque esos son sólo algunos de los muchos que tengo. Lo que sí soy es consciente de ello, de que no soy perfecta, ni lo pretendo. Quizá por eso me cueste tanto entender a la gente que no reconoce los suyos. A lo largo de mi vida he dado con bastantes personas de estas que creen que no hacen nada mal, nunca. Todo lo que ellos dicen, bien dicho está. Siempre digo que son personas que no hablan, sentencian. Si ellos lo dicen a misa va. Y te discuten, y te discuten de cosas que a lo mejor tú entiendes más que ellos, pero da igual ellos tienen la razón. No sé a vosotros, pero a mí estas personas me cargan y procuro no tener relación con ellas o tener la menos posible. Se da el caso de que con algunos no puedes dejar de relacionarte, pero lo hago cada vez menos y espero que lo noten para que no se me acerquen demasiado ;-) Es que con la edad me cuesta más discutir y he empezado a darles la razón...sabéis aquella frase: el que calla no siempre otorga, a veces no tiene ganas de discutir con idiotas...pues eso pero sin el insulto final. Pensando y recapacitando sobre todo esto, he empezado a pensar en las cualidades que no me gustan de una persona y me hacen alejarla de mí y creo que ésta, la de no reconocer sus defectos es una de ellas.
Otra, el egoísmo, no puedo con él. En mi casa es un defecto que no conocí, posiblemente por eso me cuesta aceptar a la gente que lo tiene. Mi padre, mi madre, mi hermano, más generosos no pueden ser. Nunca les he visto ponerse por delante, jamás. Somos la típica familia que discutiremos y tendremos nuestras cosas, como todas, pero si uno tiene un problema, no necesita expresarlo, los otros están ahí. En mi casa nunca vi carteles en la nevera en plan "mi refresco" "mi yogur"...al contrario, somos de los de: cómetelo tú, no no que no me apetece.... Y ahora en mi casa con mi marido exactamente igual. He tenido la enorme suerte de dar con una persona que también lleva por bandera la generosidad. Mucha gente ha llegado a confundir que seamos generosos con que seamos ricos, y no, nada que ver. No somos ricos ni vamos sobrados, pero lo poco que tenemos nos gusta compartirlo.
Pasotismo o "no te llamo por no molestar", tampoco puedo con esto. Si me quieres, si te interesas por mí, demuéstralo. No me vale que me digas: es que no te pregunto por si te molesto. Sólo una pregunta: ¿cuándo tú me necesitabas dónde estaba yo? ¿a tu lado? Pues no digo más. Y tranquilo seguiré estando, no voy a ser como tú, no me gustaría serlo.
Violencia, venganza o el ojo por ojo. No por favor, si uno es así que pena! Si alguien te ha hecho algo, pues allá ese alguien. Si tú haces lo mismo, no vas a ser mejor que esa persona, que lo sepas.
Y la violencia, en ningún caso, en ninguno, está justificada. Ni física, ni verbal. Siendo violentos sólo conseguimos generar más violencia, y ya tenemos bastante.
Correveidiles....sin comentarios ya. Si te cuento algo, te lo estoy contando a ti, por favor no me vendas o ahí te me habrás caído con todo el equipo. Yo siempre digo que valgo más por lo que callo que por lo que hablo, y mira que hablo, pero de lo mío. Si me cuentas algo bien tranquilo puedes estar.
Envidia. Obvio que no hay mucho que añadir. Es una de las cosas más feas que hay. O la Hembidia eh chicas ;-) Y provoca tantas cosas malas.
Victimismo. No....no me vengas a llorar sin motivos que no puedo aguantarlo. Estas personas que todo les pasa a ellos, que todo el mundo les trata mal, que todo lo malo lo han vivido....abre los ojos y busca el lado positivo, que seguro lo hay. Mira que la justicia divina existe, a ver si te va a mandar algo chungo de verdad! A todos nos pasan cosas buenas y malas, es el ciclo de la vida, sin más.
Y por fin mi favorita, la avaricia. To pa mí, to pa mí. Pues vale, pero a mí me vas a ver poco el pelo, porque huyo de los avaricias y también de los tacaños que suelen ir de la mano estas dos cositas.
Lo quieres todo para ti y no repartes...ok, pero luego no pidas! Una de mis cuñadas, que es muy inteligente, tiene en su whatsapp un estado que me encanta, dice así: si no das, no pidas. Pues eso. Que luego son los que más piden, justo, los que menos dan.
Y hasta aquí mi lista de NO. ¿Qué quiere decir mi lista de NO?, pues que si eres así, NO te me acerques ;-) Y tranquilo que si lo haces, ya me alejaré yo.

Comentarios

  1. con los amigos, sobre todo si lo están pasando un poco mal por algún motivo, hay que estar ahí. aunque sea sin decir frases solemnes ni grandes consejos, simplemente estar al lado para escuchar o lo que haga falta.
    yo soy poco amigo de discutir y llevar la contraria a la gente. si alguien dice algo con lo que estoy 100% de acuerdo, pienso: bueno, pues sus razones tendrá para decirlo.
    siempre podemos quejarnos de cosas en un momentos puntuales, de quien hay que desconfiar es de quien tenga un discurso victimista de manera habitual. además, esas personas de usan de paño de lágrimas de usar y tirar. una vez que su vida se arregla, si te he visto no te acuerdo.
    besotes, ana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Chema, es que si no están, no son amigos. Yo me he dado cuenta este año de que tenía a una de esas. Se hacía llamar amiga, pero nunca estaba, ni pa lo bueno, ni pa lo malo y se acabó. Me cansé de esperar.
      Con lo de discutir, yo antes era más discutidora, supongo que acercarme a los 40 me ha relajado. Ahora procuro no discutir con gente que veo que no va a escucharme.
      Y el victimismo, pues lo suelen llevar personas que no son tan víctimas. He aprendido que los mas valientes, los que peores cosas viven, son los que menos se quejan.
      Besotes

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo. Conozco a cierta persona que no deja ni a sus hijos coger "su queso" o "sus fiambres de la nevera", y lo tiene todo en un apartadillo.
    Besos, paisana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, yo he hablado de lo de los cartelitos en la nevera porque lo viví en gente muy cercana a mí y me chocó jajaja
      Besos mil paisana

      Eliminar
  3. Añado un tipo más: los intolerantes. No puedo con ellos. Los homosexuales son unos enfermos, los inmigrantes son ladrones, vagos y chupasubvenciones, las feministas son bolleras y feminazis, los de izquierdas son radicales y perroflautas, los de derechas, fachas y ladrones, los... y así con todo el mundo. En cuanto mi radar detecta uno de estos talibanes sociales salgo corriendo. Y mi salud mental me lo agradece una barbaridad. Besos, Rubiales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo!!! Los intolerantes que no se toleran ni a ellos mismos. Yo tampoco puedo con ellos. Además se da la circunstancia de que suele ser gente que es bastante difícil de soportar ;-)
      Besazos

      Eliminar
  4. Además las personas con esas características drenan a los que tienen al lado, por eso no es bueno tenerlas cerca.

    En la casa la única egoista es la coneja, no permite que nadie le toque el plato de la comida y eso que siempre que lo hacemos es para darle más jajaja

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los malos sentimientos o las malas actitudes terminan afectando a los de alrededor.
      Esa coneja está muy mal criada XD jajaja
      Besotes

      Eliminar
  5. Uff egoístas y personas que sentencian tengo alguno a mi alrededor y por desgracia no me puedo desvincular porque los tengo en la familia... no directamente pero me toca morderme la lengua muchas veces. Eres una persona estupenda ya me ha quedado claro y te tengo un montón de cariño. Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip! Yo también tengo a algunos varios y...no doy más datos que este blog no es anónimo jajaja pero tampoco me puedo desvincular aunque te aseguro lo haría feliz de la vida
      Y el sentimiento es mutuo <3
      Mil besos

      Eliminar
  6. Hola!!!!! Coincidimos mucho. Yo odio especialmente la envidia y el egoísmo, es que no los comprendo. Yo tampoco he conocido el egoísmo en casa y me cuesta aceptarlo y la envidia directamente no la entiendo, sino te gusta algo de tu vida, intenta cambiarlo, o intenta estudiar, o cambiar tu actitud...no sé, cualquier cosa antes que envidiar a los demás, que eso nos convierte en unos tristes. Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el egoísmo y la envidia también suelen ir de la mano. Además no sé qué ganas con envidiar. El otro va a seguir teniendo lo que tenga y tú lo que tengas tú. Vaya ganas de tener un sentimiento tan negativo. Yo puedo tener más o menos pero nunca he querido nada de nadie. Con lo mío me sobra y basta y a veces hasta es demasiado jajaja
      Muchos besos bonita

      Eliminar
  7. Me gusta el estado de tu cuñada.
    Y me gusta este post porque pienso prácticamente igual que tú. A veces me veo en alguno de esos defectos, es que yo me psicoanaliza un montón, e intento cambiarlo corriendo. La generosidad es lo que más me cuesta, tener ganas de comerse ese yogur y cedérselo a alguien, una de las cosas que me ha enseñado P.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad? Cuando lo vi se lo dije "si no das, no pidas" porque suele pasar eh, son los que menos dan los que luego más exigen.
      Pues si me permites un consejín, intenta seguir trabajándola, la generosidad es una de las mayores virtudes que puede tener una persona, y aunque no lo creas, te hará feliz. Es más bonito dar que recibir, ves probando y verás.
      No obstante, el hecho de reconocer tus defectos y trabajar en ellos para mejorarlos, dice mucho de ti. No todo el mundo lo hace.
      Besos

      Eliminar
  8. Yo reconozco que a veces soy un pelín egoísta. No en lo material, en eso soy muy desprendida pero sí que he tomado decisiones en mi vida en los que he tenido que pensar en lo que era bueno para mí, aunque mi decisión pudiera afectar a otras personas. No digo que no me hayan dolido prendas en tomar esas decisiones pero, visto en retrospectiva, a lo mejor un poco egoísta sí que fui. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cuidado, no confundamos egoísmo, con necesidad vital para avanzar en la vida y ser feliz. No sé a qué te referirás en concreto y desde luego no hace falta des más datos. Pero te diré que a veces en la vida en determinados momentos es necesario ser egoísta y pensar en hacer las cosas para ser felices. Al final, lo que vas a vivir es tu vida y si sólo haces por los demás para contentar a to Dios y no piensas en ti un poco...no serás feliz.
      Besotes guapísima

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG