A TODOS NOS HA PASADO

No sé si sera la ley de Murphy o simple casualidad, pero no me digáis que no hay veces que te pasan algunas cositas que hacen que pienses eso de: "la tostada siempre cae por el lado de la mantequilla" o menos metafórico: "me habrá mirado un tuerto" (con todo el respeto para los pobres tuertos que les ha caído el sambenito de dar mal fario), ejemplos varios:
-Limpiar los cristales o lavar el coche y que llueva. Esto es matemático, llevas meses sin limpiar los cristales, de hecho, cuando lo haces te das cuenta de que no había tanta niebla en la ciudad, eran tus cristales. O te decides a lavar el coche después de que un ave o varias te lo hayan decorado al gusto. Ese mismo día o al siguiente se pone a llover, y además bien de barro, para dejarlo bonito.
-Estar durmiendo en el sofá de esto que se te cae hasta la babilla de lo a gusto que estás, irte a la cama y desvelarte. Más rabia no puede dar. Con lo bien que estabas en el sofá con la postura y llegas a la cama y todos los pensamientos del día deciden ponerse en marcha. Te pueden dar las tantas.
-Tener una boda, o cualquier otro evento importante en el que quieras ir especialmente guapo/a y que te salga un grano, pero no uno de estos que con maquillaje puedes disimular, no, uno tamaño volcán, de estos que cuando te los quitas necesitas células madre para arreglarlo.
-Comprar algo de ropa, probártelo en la tienda y que te guste como te queda. Llegar a casa y que al volvértelo a probar allí ya no te guste tanto. Lo que en el espejo del probador parecía un bonito vestido que te quedaba como un guante o un pantalón que te hacía culito pollo, en casa parece que lo vas a reventar en cuanto respires hondo. Fíjate que yo creo que trucan los espejos de las tiendas.
-Que te suene el móvil en el bolso y no encontrarlo hasta que se corta la llamada. Esto más bien nos pasa a nosotras. Está sonando y tú, espera que ya, espera, no cuelgues, no cuelgues, ya lo tengo, lo coges, se corta.
-Tener una herida o un golpe en alguna parte del cuerpo, da igual la que sea, todo el mundo te va a dar justo en ese sitio. Y si no, tú mismo te golpearás justo ahí. El caso es que acabarás viendo estrellitas sin telescopio.
-Ir descalzo y darte en el dedo meñique con esa esquina que aparece sólo cuando vas descalzo. Esto es también inapelable. Si vas con zapatillas por casa nunca te das un golpe, nunca, pero ay como te las quites...ahí aparecen todas las esquinitas, bordecillos y piquitos de la casa para que tu meñique compruebe su resistencia. Aquí vuelves a ver las estrellas.
Como podéis ver a todos nos pasan estas cosas. La próxima vez que te pasen a ti, no te sientas solo ;-)


Comentarios

  1. hoy precisamente mi madre me decía: "si cuelgo la ropa llueve, y si no la cuelgo porque tiene pinta de que va a llover, entonces no llueve".
    con mi móvil la gente tiene una puntería tremenda, siempre me llaman cuando no lo oigo o no lo tengo a mano. al ver llamadas perdidas me desespero, pienso: "pero cuándo me pueden haber llamado, en el minuto en que me he levantado para ir al baño??".
    en mayo compré unos jerseys de entretiempo de easy wear de la XL, que era la que gastaba en esa marca, y me estaban estrechísimos. hay que probárselos siempre, no dar por hecho que es tu talla. y aunque te los pruebes, los espejos a veces están trucados como tú dices. ;)
    en verano por la calle lo que me ha pasado es que se me ha escapado la chancla y he ido a pisar el suelo ardiente de madrid en esas fechas. :D
    está bien saber que ciertas cosas nos pasan a todos, jeje. besitos, anusca!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de la chancla también me ha pasado jejeje y en Valencia tampoco es que esté fresquito el suelo en verano ;-)
      Y lo de las tallas XL de la marca en cuestión que mencionas, es que es de risa, me gustaría ver las XS, deben ser para los Pin y Pon.
      Un besazo Chema

      Eliminar
  2. Pues sí, es cierto. Los espejos de las tiendas están trucados.

    Aquí hago al revés, y aprovecho a sacar el coche cuando llueve para que se limpie jeje
    Y el dichoso grano de los acontecimientos especiales, le llamo yo. Me salió uno para mi boda, que no hubo manera de ocultarlo!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí tienen que estarlo porque si no no es normal. A mí, en serio, me ha tocado devolver cosas después de habérmelas mirado en el espejo del probador durante un buen rato.
      Y con lo del coche tienes suerte, aquí suele caer barro y claro, lo mancha más que lo limpia. Salvo ayer y hoy que está cayendo el diluvio universal. Inundados estamos.
      Un besazo guapísima

      Eliminar
  3. Jajajaj, a mí me ha pasado todo eso y más, ley de murphy total,jajajaaja.
    Los espejos de las tiendas están trucados fijo, porque en casa todo parece peor.
    Un besito y muy feliz lunes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sí que sí, trucadísimos. Nos pasa a todos. Ley de Murphy o casualidad de las malas jeje pero sí, nos pasa a todos.
      Mil besos y Felicidades por los premios que llevo un finde que no he podido escribiros a ninguno, pero os he leído ;-)

      Eliminar
  4. Jajajajaja qué verdad más grande, puñetero Murphy!! Granos dices? Con mi querido SOP me sale cada granaco profundo que yo alucino... son como enquistados así que no sirve eso de achucho y que explote aunque rara vez lo hago... Ahora con el frío y los calcetines nuestro pobre meñique va un poco más protegido :). Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí vamos de esos granos que digo yo, de utilizar células madres para recuperar la zona jajaja, uno de esos me ha salido este mes con la dichosa regla, en la barbilla, tela.
      Y sí, ahora los meñiques están protegidos, aunque yo soy una amante de ir descalza hasta en invierno ;-)
      Un besazo cielo

      Eliminar
  5. Me han pasado absolutamente todas esas cosas. Y también me pasa a menudo que a veces decido levantarme un poquito más tarde porque no tengo mucho que hacer antes de ir a trabajar y al final termino a la carrera porque me surge un imprevisto.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja en lo de tener que empezar el día corriendo por la misma razón soy una experta. Sí, decididamente si un día te decides a levantarte pelín tarde, algo pasará que te hará prepararte para la maratón de Nueva York ;-)
      Mil besos bombón

      Eliminar
  6. ¡Qué daño lo del dedo meñique! Eso es lo peor de todo el post xDDD

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! Es la manera más rápida de ver las estrellas, déjate de telescopios ;-)

      Eliminar
  7. jajaja me siento super identificada jajaja
    Lo que pasa no es que sea la ley de Murphy, que a veces yo también lo siento así, sino que cuando no pasa nada, lo damos como normal y cuando no, no. Me explico, seguro que recibimos mil golpes al día pero como no es una zona que nos duele, le damos importancia a los que duelen claro.
    Besitos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG