Y A TI, ¿QUÉ TE HACE FELIZ?

Nos pasamos la vida buscando la felicidad. Esperando algo, o a alguien. Y esperamos y esperamos. Y hacemos planes constantemente. El año que viene haré..., cuando consiga esto..., cuando logre aquello...
Planes y más planes, que luego la vida te va desbaratando si le da la gana. Y mientras tanto la vida pasa, y no nos damos cuenta. Así que yo, desde hace un tiempo, me dedico a disfrutar del día a día sin preocuparme demasiado por un futuro que aún no existe. Lo que no quiere decir que vaya por ahí a lo loco. Pero paso de vivir permanentemente pensando en lo que va o no va a pasar. No quiero saberlo, prefiero dejar que los acontecimientos vayan llegando y me sorprendan.
Y viviendo el día a día, disfruto de las cosas que me hacen feliz sin ni si quiera darme cuenta. Cosas que no cuestan dinero, y que a su vez, no tienen precio. Hoy me gustaría que me contarais que os hace felices a vosotros.
A mí me hace feliz la risa, reírme. Tengo mucho sentido del humor, y siempre busco la comedia. Me gustan las pelis de risa, los espectáculos de humor en general, que me cuenten un chiste (incluso los malos). Según mi amore, me río hasta de un bote de tomate frito. Puede ser, eh, si el bote tiene gracia...
Me hace feliz la música. Suelo levantarme y encender la música en seguida. Cuando voy por la calle, los cascos son mi apéndice. Y siempre estoy cantando. Lo siento por mis vecinos, les pego cada concierto. Y además todo tipo de música, que yo te planto una balada de Scorpions y al rato tengo a mi Alejandro en marcha, como en cinco minutos escucho una de Rocío Durcal (me encantan las rancheras).
Me hace feliz desayunar con mi amore mientras vemos la tele un rato. Ahora ya le convencí para ver una comedia por las mañanas y no empezar el día viendo las noticias (le acabaré contagiando mi humor y si no, al tiempo).
Me hace muy feliz estar con mis niños, mis sobrinos. Con todos. Pero mis chiquis, los hijos de mis hermano y mi cuñaeta, son mis grandes amores. Y estar con ellos me quita cualquier pena que pueda tener. Una conversación con mi rubia de esas que me deja con la boca abierta a sus casi seis años. O ver a mi morenazo lo mayor que se está haciendo y lo noble que es, ese corazón que no le cabe dentro. Son lo más bonito que tengo. Y en breve va a nacer mi tercer chiquitín, Fernando. Deseando estoy que llegue agosto.
Tengo suerte, me encantan los niños y tengo un montón de sobrinos, más de 10, y todos son estupendos.
Me hace feliz ir al gimnasio...quién me lo iba a decir a mí. Me encanta dejarme los lunares en la elíptica y el aliento en la cinta de correr. Me gusta exigirme más cada día, y comprobar que nada puede conmigo si yo no le dejo.
Y me hace feliz mi familia. Tengo una familia con sus cosas, como todas, pero no la cambio por nada.
También me hace feliz el mar. Que suerte vivir aquí y poder disfrutarlo siempre que quiero.
Me hace feliz, muy feliz, mi grupo de Whatsapp con mis amigas de toda la vida. Ese en el que, una foto de hace años te puede arrancar de repente una sonrisa y hacerte recordar aquellos años irrepetibles. Y esas reuniones con ellas, que hacen más por mí que 10 años de terapia.
Y cosas más simples que el mecanismo de un botijo me dan la felicidad día a día: el olor del café por las mañanas, la ducha después del gym, meterte en la cama por la noche y decir eso de: "buah, que bien se está en la cama ;)"
Ya veis, con que poco se puede ser feliz. Sólo hay que proponérselo. Sacar esa parte positiva de cada situación, que si la buscas seguro la tiene. Y sobretodo no tomarse la vida tan en serio.
Y para ayudaros, os dejo un chiste para que el día de hoy ya lo empecéis con una sonrisa: ( es de los míos, aviso, es malo)
*Una madre a su hijo: 
-Hijo, me ha dicho un pajarito que te drogas.
-¿Un pajarito? ¿Tú hablas con los pajaritos, y yo soy el que se droga?


Comentarios

  1. Te pasa como a mi que puedo llorar de risa con el chiste más absurdo que exista. A mí me encanta pasar tiempo con mi familia, cuando viene mi hermano y nos reunimos todos disfruto mucho, y de un almuerzo o cena cotilleando entre amigas y luego volver a casa con dolor en la mandíbula de tanto reír, la sensación de salir de la ducha limpita, oír llover desde la cama, una buena película y un buen libro.... besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta! Y leer, eso me lo he dejado. También adoro leer. Y puedo desaparecer del mundo como me enganche a una historia.
      Me alegra ver que tú también tienes ese sentido del humor que nos hace reírnos de la vida.
      Sigue siendo feliz con estas pequeñas cosas. Ahí está el secreto
      Besazos mi niña

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO