VAMOS A CONTAR MENTIRAS TRALARÁ

Hoy estaba pensando en la gente mentirosa. No me refiero a soltar alguna trolilla de vez en cuando, que todos y me reitero TODOS  lo hacemos. A veces porque no te queda otra, a veces por orgullo, por no hacer daño...pero siempre hay un momento en el que no te queda otra que contar alguna falacia y cruzar los deditos por lo bajini. Pero repito, no voy por ahí. Yo en lo que estaba pensando, es en la gente que miente más que habla. O que cada vez que habla lo hace para soltar trolas. Yo conozco alguno/a que otro/a y no voy a dar muchos datos, por si las moscas. No quiero ofender a nadie. ¿Sabéis lo qué me pasa a mí con las mentiras? Que lo que me ofende, en realidad, no es la mentira, es que me tomen por gilipollas. Lo que viene a ser, que insulten mi inteligencia. Y como no suele gustarme dejar a la gente mal, porque no me apetece pasar vergüenza ajena, suelo callar y hacerme la tonta. Pero(esto va por los que me mintáis) que me haga la tonta no significa que lo sea. Y me joroba. Me joroba tener que hacer como que no me entero, y lo que más me joroba es que la otra persona se crea que me ha conseguido engañar o que soy directamente imbécil. 
Un ejemplo (algo ambiguo por si acaso): he estado recibiendo en casa llamadas preguntando por una persona que conozco que tiene ciertos problemas, y me han estado llamando para preguntar por ella. Esto se lo comenté a un familiar directo de esta persona. Y este familiar me dice para acallar el tema, que a otros que la conocen, familiares también, les llaman igual que a nosotros. Cosa que sé que es mentira. Y además es una mentira bastante tonta porque yo hablo con esos otros familiares y se han quedado sorprendidos de que nos llamen. Vamos una mentira chorra de las que te pillan a la primera. ¿Por qué nos miente? ¿Qué espera con eso? Y lo peor, lo que os decía antes, me jode que me tomen por idiota. Pero claro, ¿le dejo mal?. ¿Le digo delante de esa otra persona a la que dice que han llamado antes que a mí: oye mira lo que dice? Y le dejo como lo que es, una persona mentirosa. Ganas me dieron. Pero no lo hice. Como os decía hace un segundo, no me gusta pasar vergüenza ajena.  
Este es un caso de muchos que me han pasado últimamente, por cierto muchos de ellos relacionados con el mismo entorno del caso que os he contado. Y como este lo tengo reciente y me sentó bastante mal, me dio por pensar en eso, en porqué narices tienen que ser tan mentirosas algunas personas. ¿Tanto cuesta ser sincero? A mí no me gusta nada mentir, me parece un enorme esfuerzo. Pero si a veces me cuesta mentir delante de los niños, ya sabéis esto de fingir que quién trae los regalitos cuando se te cae un diente es un ratón con apellido Español. Hasta en esos momentos a veces se me escapa la verdad. No me gusta tener que estar inventando cosas y luego recordándolas. Ah! porque esa es otra, la gente sin memoria, no debería mentir!!!!! Que luego la cagan. Y si lo haces conmigo estás jodido, porque yo sí tengo muy buena memoria y como me hayas dicho algo lo voy a recordar por los siglos de los siglos. Y si luego cambias de versión te voy a pillar y me va a tocar poner cara de: ya me estás tomando el pelo, con lo que me fastidia.
Así que, un favor: a mí no me toquéis las narices con falsedades. La verdad de cara. Aunque duela. Es que la prefiero. Recordad que lo que le crecía a Pinocho era la nariz, no las tetas ni la chorra, por mucho que mintáis si las queréis más grandes tendréis que operaros.

Comentarios

  1. Yo tengo una menteria bueno no es una mentira es que no tengo porque decirlo si no quiero pero vamos tu eres una que lo sabe ;) pero si se descumbren.

    ResponderEliminar
  2. Eso no es una mentira corazón, eso es tu intimidad. Y estás en todo tu derecho a preservarla. Además ya sabes que la gente es muy mala en algunos casos. Mejor omitir ciertas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Yo tuve una amiga que se inventó un cáncer y que les hace creer a dos tíos diferentes que son el padre de su hijo (a su ex, que lo reconoció, y a su actual pareja) y no es ninguno. Una gran persona, vamos.

    Y tengo cerca a una persona porque no me quedan más cojones que no dice una verdad. Eso sí, yo evito verla, pero ya te digo que no me queda de otra. Me da una rabia...

    Una cosa es no contar tu intimidad, como hace poco una persona cuya hija es adoptada, que le preguntaron donde había dado a luz ella y dijo que en un hospital, porque no tiene que dar explicaciones de su vida en la calle. Pero otra muy distinta es mentir porque sí. Y dentro de esto, no es igual el que miente sobre sí mismo, que eso es su problema (decir que tiene 3 carreras, que estuvo en la luna, que militó en las FARC) o el que implica a los demás en su mentira.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que fuerte es un gusto inventarse una enfermedad.

      Eliminar
    2. Joder!!! Hay que estar muy pero que muy enfermo para inventarse una enfermedad. Y más, esa enfermedad, que yo no quiero ni nombrar por si acaso.
      En fin...eso te lo dice todo de una persona. Es una lástima que no sepa y no entienda la envergadura de lo que es tener esa enfermedad que ella está inventado que tiene.
      Y por supuesto, mentir es una cosa. Preservar la intimidad, otra muy distinta.
      Un abrazo bombón

      Eliminar
  4. La mentira tiene las patas muy cortas y como dice mi queridísimo padre hay que tener muy buena memoria para mentir. Y como ni me falta altura ni tengo buena memoria digo la verdad y así me evito problemas. Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, es que es eso, Rath! Si luego no te vas a acordar, mejor no mientas. Y más a mí, que yo tengo una memoria infinita, y como me mientan los cazo al vuelo ;)
      Besazos preciosa

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO