ADIVINOS E ILUMINADOS

Tengo una conocida, que tiene algún que otro problema que la lleva a tener una actitud negativa hacia la vida y cierta tendencia a la depresión. Una vez, a la amiga que tenemos en común, le dije: ¿por qué no va a un psicólogo? y su respuesta fue: "no puede permitírselo" se refería a nivel económico. Por cierto, recordaros que en la seguridad social, también hay psicólogos, ya que estamos hablando del tema. Lo más gracioso de aquello es que a continuación me explicó, que la susodicha conocida que no tenía dinero para emplearlo en un psicólogo y mejorar su salud, se dedicaba a llamar a todo tipo de adivinos televisivos: ya sabéis estos que te echan las cartas a las dos de la mañana y te dicen que tu prima se va a casar y cuando les dices que no tienes primas te dicen, pues será tu hermana y si les dices que no tienes hermanas te dicen, hace cuanto que no te haces un chequeo? Esos mismos. Y además también va a gente a que le lea las manos, cosa por la que también paga. Pero claro, para un psicólogo no tiene dinero. Porque cuando uno tiene depresión, lo normal no es ir a un especialista a que te ayude. Lo normal es ir a un señor o señora a que te mire las manos y te diga que la línea de la derecha te indica que vas a tener una vida muy larga. Ten cuidado cuando vuelvas a casa, no te vaya a atropellar un autobús y dejes en mal lugar al brujo de turno.
También conozco gente que todos los días lee los horóscopos. Y gente que dice curar con las manos, no con las de un médico, con las suyas propias. Vamos, que te duele la cabeza, se frotan las manos y te las ponen en la cabeza (si te las quieren poner más abajo, no es un curandero, es un salido, vete de ahí pero ya). A mí, una vez, en un trabajo, uno de los jefes me impuso sus manos en mi cabeza porque tenía yo una jaqueca del 15. Y aquel, muy profesional, se frotó las manos, me las colocó en la cabeza y me dijo: notas el calor? A lo que yo pensé, claro, si te las has frotado que no sé como no has encendido un fuego, como no voy a notar calor. Pero bueno, ahí estuvo el hombre un buen rato respirando hondo, según decía se llevaba mi mal.....a la media hora, ya avergonzada de que la gente nos mirara, le dije que me encontraba mejor, me fui a mi mesa y me hice un Espidifén. 
¿Qué os parecen estas personas? ¿Creéis que tratan de tomarnos el pelo, o que, realmente se creen estas cosas? ¿Y qué es peor, que traten de engañarnos o que se lo crean de verdad?
Mis padres también han pasado por alguna de estas personas, creo que todos o casi todos conocemos a alguno. A mi madre la operaron y en la mano en la que le pincharon el gotero, la hicieron bastante mal, llevaba la mano hinchada y amoratada. Pues también tenían unos amigos, que a la mujer le dio por decir que hablaba con uno seres con luz propia (yo sólo conozco a los de Iberdrola, y con lo que me cuesta que me den luz, como para pedirles que me curen cuando me duela algo) y la mujer también decía poder sanar a la gente a través de los poderes que estos seres le habían dado. Total que llegó, cogió la mano de mi madre, cerró los ojos, empezó a hiperventilar y luego se fue al baño y salió diciendo que había tirado todo el mal que mi madre llevaba en la mano. Aunque su mano siguió igual durante semanas, hasta que bajó la inflamación.
Aún así, yo admiro a esta gente, hay que ser muy especial, para creerse especial, ¿no creéis? Quiero decir, que uno puede ser egocéntrico, pero hasta el punto de pensar, que tiene poderes y te cura con las manos, sí que es tener confianza en uno mismo sí. 
Lo gracioso del tema, es que estas personas se erigen así mismos como seres que vienen a ayudar, personas que hacen el bien porque sí, porque han sido elegidos para ello, pero resulta que luego te cobran, algunos la voluntad, pero todos cobran. Digo yo, que si a mí me eligiera un ente superior para hacer el bien, lo haría gratis, porque para curar a los demás y que les paguen ya están los seguros privados y la seguridad social. 
Con una de estas personas, tuvimos mi amiga y yo una acalorada discusión sobre el tema. Según estos individuos tan místicos, los médicos no ayudan, porque son médicos para ganar dinero...esto lo dijo una persona que cobra una pasta por ponerte las manos y que luego acabes teniendo que ir al médico. Pero claro, esta persona cobra porque.....porque....porque...coño, no caigo, ¿por qué?
Yo, amigos, por mi parte, seguiré yendo al médico cuando me duela algo, porque, no es por nada, pero a mí me operaron del corazón a los 16, y ese cirujano me arregló la vida. Dudo mucho que un curandero con ponerme las manos lo hubiera conseguido. ¿Trabajará por dinero ese cirujano de cardiología? Seguramente. ¿Me importa a mí porque lo haga mientras lo haga bien? Lo más mínimo
Y si queréis que os adivine el futuro por un módico precio os echo las cartas. Me lo voy a inventar todo, exactamente lo mismo que los que salen en la tele, pero yo por lo menos, no os engaño, os dejo claro que me lo voy a inventar.

Comentarios

  1. Hace muxo tiempo a mi madre le hacertaban muxas cosas de pasado y que iba a tener un niño y mira vinieron dos jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo llevo adivinando los sexos de mis 10 sobrinos desde el primero. Y no sólo sobrinos, a amigos y vecinos también. Alguien me dice, "estoy embarazada" y yo digo: niña, y pum, niña.
      ¿Soy adivina? No ¿Tengo poderes? Salvo el de llegar a fin de mes con la nómina de Carlos, ninguno. ¿Existen las casualidades? A ver si va a ser eso... ;)

      Eliminar
  2. En ese mundillo hay tanta picaresca que, si de verdad alguno de esos individuos tiene algún poder, se ve eclipsado por todo el resto de aprovechados, mangantes, timadores y demás. Creo en los psicólogos, en los optometristas, en los fisioterapeutas, en los cirujanos, en los principios activos de las plantas y en los que las han estudiado. Y ya. Para todo lo demás, mastercard. Seamos serios, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso mismo Susana. Vamos a ver, si existe gente y tanta además que adivina el futuro, ¿por qué ninguno predijo, por ejemplo, el 11M?, para haberlo evitado más que nada. O los que curan con sus manos, ¿qué hacen que no curan a la gente que tiene una enfermedad mala mala y lo pasan tan mal?
      Pero bueno, ahí están, y mientras hayan pardillos, seguirán estando

      Eliminar
  3. Yo tampoco creo en esta gente. De todas formas si hay gente que cree en ellas muy bien, pero lo que me parece un error garrafal es sustituir a la medicina con esta gente y sus milagrosas soluciones. Si crees es los curanderos y demás estupendo, pero combinándolo con la medicina medicina.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí reside el problema María del Mar. Esta gente acaba haciendo creer a sus "seguidores" que los médicos sobran, y que ellos se bastan y sobran para sanarlos. Y claro, pasa lo que pasa.
      El mayor problema siempre es el mismo, la incultura. Nunca he visto a una persona con un nivel de cultura medio alto dejándose llevar por estos personajes. Pero claro, dicen que el que no sabe, es como el que no ve. Y, por desgracia, en este bendito país, hay demasiada gente que no sabe de nada.
      Un besazo mi niña

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG