DEL FELIZ 2015, DE LA MAGIA Y DE ALGUNAS OTRAS COSAS

Creo que ya iba siendo hora, a día 13 de enero, de desearos un feliz año. Entre las navidades, los estudios y una gripe que me ha tenido hecha polvo, he tenido el blog un poco abandonado, i'm so sorry.
Estamos de vuelta, y aunque ahora me toque hincar codos, que ya sabéis que a finales de mes comienzan los exámenes, he sacado este rato para contaros cositas.
No sé como habréis despedido al 2014 vosotros, yo igual que al 2013, sin pena ni gloria. Y es que, el 2014, no será recordado en mi vida como el año de nada. Ni para bien, ni para mal, un año más.
Anoche dándole vueltas a todo esto, me di cuenta de que estoy en un bucle, ni palante ni patrás, no salgo de él. Sólo doy vueltas y vueltas. Sigo sin un trabajo decente, vagando de puesto de trabajo chungo en puesto de trabajo peor. Sigo sin poder ser madre. Y sigo sin sentirme realizada en casi ningún aspecto.
No sé, yo pensaba, cuando era más joven, que a estas alturas de mi vida, a mis 37 años y medio, me sentiría satisfecha y plena, y ninguna de esas dos palabras pasan por mi mente. Tengo unos estudios, carrera incluida, pero parece ser que no son suficiente para encontrar un trabajo que merezca la pena (bueno ahora me conformaría con casi cualquier cosa), tengo un hombre al que adoro, pero tampoco podemos tener hijos de manera natural. Y claro, sin un trabajo y siendo que el de mi marido no es para tirar cohetes, pues tampoco tenemos una estabilidad económica de caerse para atrás. Lo dicho, un bucle del que no consigo salir.
¿He cumplido alguno de los sueños que tenía de niña?...quitado lo de casarme,(que ya sabéis que soy una romántica y siempre soñé casarme de blanco y por la iglesia), ninguno más. Uno (cumplido) de cientos (que tenía), para mí, no es suficiente. Ya sé que dicen que no es más feliz el que más tiene si no el que menos necesita. Ya. Seguro que eso lo escribió uno que lo tenía todo.
Cambiando un poco el tema,  me viene a la cabeza algo que estuve cavilando la noche de reyes. Leyendo a mis insta amigos (sí, también estoy en instagram), resulta que vi a muchos de ellos hablar esa noche de "la magia".
¿Pero qué es la magia? O más bien, ¿de qué magia hablaban? porque todos los que aquella noche decían estar entusiasmados con los reyes magos, y hablaban sin parar de magia por doquier, al día siguiente no pararon de enseñar los regalos que habían recibido y habían podido hacer. Y a mayor regalo, más caro o mayor cantidad, más hablaban de la magia. De toda la gente que conozco que pasa por apuros económicos y no pudieron regalar o ser regalados, o de todas las personas que están tan mal que ni a sus pequeños les pudieron hacer un triste juguete, de ellos, no vi a ninguno hablar de la magia. Y no vi ni chispa de magia en sus ojos. Así que, me pregunto ¿qué es la magia de la navidad? tener una cuenta corriente lo suficientemente "mágica" como para llenar una habitación de regalos y auto felicitarse por haber sido "buenos" y que los reyes se hayan acordado de uno....pues vaya porquería de magia.
Así que yo, a uno de mis insta amigos, que me lo preguntó, se lo dije claro: hace años que dejé de creer en los reyes magos, y desde luego no creo en la magia, o al menos, no en esa magia. Yo no creo en los hechizos que se compran con dinero.
Para mí la magia está otras cosas. En esa mirada que nos carga las pilas. En esa persona que uno desea ver a todas horas. En la primera vez que tu hijo te miró a los ojos, o en la primera sonrisa que te echó. En esa ilusión que tenías cuando veías a "esa persona" que siempre será "tú persona especial". En esas charlas de horas con tus amigos. En los abrazos y los besos. Y en tus triunfos. Y también en tus fracasos que te enseñaron a ser quien eres. Y en la fuerza con la que sales de los problemas. Y en lo mucho que lloras viendo aquella peli. Y en esa canción. Y en tu corazón. Ahí es donde está la magia. La magia de verdad. Esa en la que sí creo.
Y con todo esto, con mi magia y mi bucle, empiezo el 2015. Con ganas, con ganas sobretodo, de un cambio. De salir de esa espiral de auto compasión y auto convencimiento. Y con fuerza, como siempre. Con mis momentos bajonazo de no querer quitarme el pijama y hacer como único esfuerzo el camino sofá cama, cama sofá. Y con mis momentos de resurgimiento de mis cenizas cual Ave Fénix. Espero que a final del 2015 pueda deciros, he conseguido avanzar. Y espero que vosotros podáis contestarme: y nosotros también.
Feliz 2015. Sed felices. Es una orden

Comentarios

  1. Yo veré magia de los Reyes cuando esté mi hijo para abrir los regalos. ¿Qué magia ni qué magia ahora, si somos dos vieyos acabados? xDDD

    Espero que el 2015 sea mucho mejor :)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El año que viene vivirás la navidad de forma muy distinta, ahí si verás la magia ;-)
      Soy positiva, yo también espero lo mejor :-)

      Eliminar
  2. La magia son los momentos, animo a ver este año y difruta de los momentos lad escapadas y el dia a dia se que es dificil,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que hago, saco la ilusión de donde puedo, de cualquier buen momento.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues preciosa, ya lo has descrito bastante bien. La magia no sólo de la navidad, sino del día a día, está en todo eso, entre otras cosas, de los que has descrito. Esa es la magia de la vida y no otra, porque la magia de la navidad y de los reyes magos en sí es por y para los niños, nosotros tenemos que aprender a ver nuestra propia magia en nuestra vida, en cada momento bueno, por pequeñito que sea. Tú ya la vez. Sigue así, lo demás espero de corazón que te llegue en este año y que poco a poco ese bucle de rutina, se convierta en una espiral de cosas buenas y bonitas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la navidad está pensada por y para ellos.
      Con respecto al bucle, yo también espero salir pronto de el. Pero será cuando toque. Ya sabes que la vida te va llevando por donde quiere. Que te voy a decir a ti.
      Un besazo bonita y te deseo lo mejor para este año.

      Eliminar
  4. Que buena reflexión....la verdad es que llevas muchísima razón con lo de la magia de la Navidad pero sí te diré que puede haber magia aunque sea con regalos que no son tan valiosos, un papel con unas palabras sinceras para mí sería un regalo maravilloso....me pasé años poniendo los regalos de mis hijos debajo del árbol y una cajita con unas medias para mí porque sabía que a mi entonces marido no se le ocurriría dejarme ni eso...y sinceramente, un papel con unas lineas, habría sido suficiente para que hubiera magia....
    Sobre tu bucle te diré que mucho ánimo, esto no puede durar mucho más y seguro que ese bucle se romperá y cambiarán las cosas, te mando mis mejores deseos para eso , para que encuentres un buen trabajo y para que podais ser padres.
    Sobre no cumplir sueños...yo estoy segurísima de que has cumplido alguno más, pero ese bucle no te deja ver más allá, como dice la famosa frase " los árboles no te dejan ver el bosque"
    Intenta ver más allá, fíjate con detenimiento y encontrarás sueños cumplidos
    Besitos guapa y felíz año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias cariño por tus buenos deseos. Seguramente sí hay más cosas por ahí que he cumplido. Bueno, estoy en tercero de Psicología, por ejemplo, y hace muchos años quería ser Psicóloga, así que, lo estoy consiguiendo. También quería saber lo que es el amor, y lo supe muy joven. El amor de verdad, ese que te hace cometer las mayores locuras.
      Con respecto a la magia de la navidad, tienes toda la razón, los mejores regalos, los más sencillos. Y, al igual que tú, creo que unas sencillas palabras dichas desde el corazón, son el regalo más grande que puede haber.
      Me has dejado ojiplática con la anécdota de tu ex marido. Tela, no ser capaz ni de regalarte un detallito...sin comentarios. Menos mal que ahora tu Ramón, te ha compensado por todo aquello. No sabes lo que me encanta vuestra historia. Yo soy de las que piensa, que el amor es la solución para todo. Hay algo más grande que el amor?
      Un abrazo grande desde Valencia mi niña
      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG