¿MALEDUCADA YO?

Yo digo tacos, lo reconozco. Tampoco es que sea una "camionera", con todos mis respetos a las camioneras, pero sabéis que es la expresión que se suele utilizar (tampoco sé muy bien porqué). Pero sí, los digo. Palabras, como hostia, joder, etc. forman parte de mi vocabulario habitual. ¿Significa eso que sea una malhablada? yo creo que no. Yo me expreso muy bien, y hablo por los codos, así que técnica no me falta. Nunca me ha dicho nadie, "oye tú, que mal hablas", pues si bien es cierto que suelto alguna palabra malsonante de vez en cuando, también lo es, que nunca he visto a nadie ofenderse por ello.
¿Y ser maleducado? ¿significa decir tacos ser maleducado? Ahí tengo muy clara mi respuesta, NO.
Para mí, un maleducado es una persona que no respeta los derechos de otros, que no respeta las normas, que falta al respeto del resto de la gente, que grita sin razón...Y no creo que tenga nada que ver con decir tacos. Salvo, eso sí, si estos son utilizados para insultar a otro. Pero no consiento que una persona sea tachada de maleducada por decir "joder". Cela, sin ir más lejos, era conocido por su costumbre de decir tacos, y no creo que fuera un maleducado. Grosero, quizá, maleducado nunca.
Como os decía, yo digo tacos, sí. Pero también, respeto al resto de seres vivos (incluídos animales y plantas), respeto las normas que se marquen allá donde vaya, vivo mi vida sin molestar al resto....y además de eso hago muchas otras cosas que me hacen considerar, que no soy tan mala persona, detalles como, dar siempre las gracias, pedir las cosas por favor, ceder mi asiento en los transportes públicos, ceder el paso a alguien que vaya con prisa detrás de mí, dejar pasar en la cola del super a quien lleve un par de cosas, y tratar con cariño en general a todo el mundo. Esa suelo ser yo, normalmente. Pero lógicamente, si me buscas, me encuentras. Y si te pasas conmigo o, sobretodo, si te pasas con alguien que me importe, ahí ya la hemos liado. Si tengo que sacar la vena chunga de barrio, pues la saco (ese ser chungo que todos llevamos dentro, no os hagáis los tontos), aunque termine costándome un enorme gasto de energía, que suele pasarme factura más tarde.
¿Por qué os cuento todo esto? Pues porque ayer una "individua" me llamó maleducada gratuitamente.
Acompañé a mi madre a una consulta médica (llevamos unas cuantas) por sus fuertes dolores de espalda que le están impidiendo llevar una vida normal. Dolores que hace que no pueda andar bien, se tenga que parar a cada rato, no pueda estar sentada, ni tumbada en condiciones, en principio producidos por hernias. Pero he aquí la Seguridad Social (la de los de a pie, no la que atiende al ex Rey, claro está) que la tiene ya casi tres años, vagando de consulta en consulta sin hacerle el más mínimo caso. Y ayer tuvimos una más, pero la de ayer fue de órdago. La "individua" que se hace llamar doctora (que de eso demostró tener más bien poco) ha hecho una carrera de medicina para deleitar a sus pacientes con perlas como: eso es de la edad, váyase usted a hacer deporte o (para mí la mejor de todas) tengo gente mucho peor que usted. Sí queridos lectores, ese fue el trato que dispensó a mi madre. Y os lo estoy resumiendo. Trato al que yo, obviamente, no pude sino responder. Intenté explicarle como se encontraba mi madre y aquella "tipa" me dijo: (a gritos) tú (sí sí me tuteó sin conocerme, eso es educación) no hables, tú no pintas nada, tu madre no está incapacitada y puede hablar sola....y yo alegué: está claro, ella puede hablar sola, pero lleva tres años haciéndolo y no le hace nadie ni puto caso. Pues a la buena doctora, no le ofendió que yo le dijera que nadie le hacía caso, le ofendió que yo utilizara la palabra "puto", comenzó por ello de nuevo a gritarme: esa palabra, esa palabra, en mi consulta no eh, en mi consulta no. Y lo terminó con un "maleducada" dirigido a mí. Yo a esas alturas, comenzaba a sospechar que la mujer se había olvidado tomar su medicación contra las paranoias aquella mañana, y más tarde comprobaría que debía ser así. La consulta siguió, y en un momento dado y yo hablando con mi madre, dije un "joder" casi inaudible, y para nada ofensivo contra nadie, fue un simple "joder, mamá que mal te veo" pues mi madre trataba de hacer lo que la señora doctora le indicaba y la pobre no lo hacía bien a causa de sus dolores. Esta doctora vuelve a mirarme con cara de asco, y me empieza a decir de nuevo "maleducada" y que si seguía con ese vocabulario me echaba de la consulta. A lo que yo respondí: tampoco me parece muy educado gritar a sus pacientes. Acto seguido me invitó a marcharme, es más, le pidió a mi madre que me echara de allí, a lo que las dos nos negamos. Y no, no me fui. Pero lo mejor de aquella consulta tan gratificante, vino después. Mi madre necesita ayuda cuando se levanta porque, me reitero, tiene unos dolores en las lumbares importantes, al ir a levantarse, quiso agarrarse como punto de apoyo al brazo de la doctora que era a la que tenía más cerca, y al ver el movimiento de mi madre, esta "tipeja" se apartó impidiendo que mi madre pudiera llegar a tocarla. Se apartó en plan "ni se le ocurra tocarme" con una cara de loca!!! Fue ahí, en ese preciso instante cuando decidí que sí, que la doctora esa mañana, no había tomado su medicación contra la locura y probablemente tampoco follaba en mucho tiempo (sí, he dicho follar, doctora)
A partir de ese momento decidimos calmar nuestros ánimos, porque a mí me daban ganas de decirle cuatro cosas, pero tanto mi madre como yo convenimos, en que mejor dejarlo estar, no fuera a ser que se inventara que la habíamos agredido, que para seros sincera, una buena patada en su educado trasero, yo sí le hubiera dado.
Ahora vosotros podéis juzgar, quién fue la maleducada, yo que dije dos tacos y simplemente quería intentar que ayudaran a mi madre (yo pensaba que los médicos estaban para eso) o esta "doctora" que ha debido olvidar su juramento hipocrático, así como su ética profesional.

Comentarios

  1. Yo le hubiera dicho: "¡Calla, zorra!", para que me lo llamara con razón.

    Y sí, maleducado es el que trata mal, el que pisotea a los demás, no el que dice coño.

    Que le den por donde rompen los calderos!!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff Eva, con ganas de muchas cosas me quedé yo ayer. Pero con sus reacciones exageradas de verdad nos hizo pensar que podía terminar inventando lo que no era y encima vernos envueltas en un follón. Y optamos por dejarlo estar aunque ello me produjera un dolor de estómago.
      Un besazo

      Eliminar
  2. madre mía, yo la patada no se la hbría dado en el trasero educado, se la habría dado en la puñetera bocaza :)
    Besitos reina y espero que se te haya quitado el sofocón que supongo te llevaste con esta elementa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí amiga, yo le hubiera dado una patada en la boca también pero le hubiera dado en todo el gusto, pues creo que quería ir de víctima.
      Y sí, me dio un sofocón importante después. No me gusta tener que alterarme de esa manera.
      Un besazo preciosa

      Eliminar
  3. A buena has ido tu a contarle algo así. ¿y no pusisteis una reclamación contra esa tipeja? porque no considero que eso sean formas, ni maneras ni nada de nada de atender a nadie. Yo hubiera puesto la reclamación para al menos curarte en salud, porque visto lo visto, puede que tengas que ir otro día y entonces se te vaya la leche de verdad y al menos te sirva para tener un justificante de tu actitud. Porque encima es lo que tantas veces he dicho y he escrito, ellos nos pueden tratar como a auténticas mierdas, pero a ellos ni les digas un "A" más alta que otra porque en seguida se considera agresión a personal público. ¡¡¡¡¡¡¡¡HAY QUE JODEEEERSE!!!!!!!!.
    Yo es que después de lo que nos pasó, ya no me cayo una, y no les consiento que nos miren por encima del hombro, faltaría más. Y sabes también lo que puedes hacer en otra ocasión que vayas a su consulta, ve preparada y graba la conversación, haber que tal le parece a la señora cuando se oiga tratando tan maravillosamente a sus pacientes.

    Bueno preciosa, que no quiero encenderte más porque yo en estos temas ya sabes por donde voy.
    Por cierto, tu madre a probado con un quiropráctico.?. Mi madre la pobrecilla también tenía hernias de disco, en concreto 5 y con el quiropráctico podía ir medio tirando. También me han dicho que va bien las sesiones de ozonoterapia, creo que se dice así. Es que las hernias son chungas, pobrecilla, se que se pasa muy mal y no te deja llevar una vida normal. Lo siento por tu madre y por ti de verla así.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes creer que mientras escribía esta entrada me venías a la mente todo el tiempo María del Mar. Pensando en cosas como la que os sucedió a vosotros, peor que eso no hay nada, pensaba, "nos ponemos en sus manos, pensamos que estamos en manos de profesionales competentes, y no siempre es así" no hay derecho. Siempre lo dije y lo seguiré diciendo, sin vocación no se puede ejercer la medicina. Es necesaria la vocación, necesaria e imprescindible. Que todos podemos tener un mal día, pero no lo pagues con quien no tiene culpa. Mira que he trabajado yo en despachos y cara al público siempre, y he tenido mis días, y juro que nunca nadie me lo ha notado. Menos aún si eres médico y tienes delante a alguien que necesita tu ayuda, que nadie va al médico por gusto.
      En fin...es lo que tenemos.
      Un abrazo como siempre mi niña y un besazo

      Eliminar
  4. Doctora? Licenciada en medicina y la mas mediocre de su promocion. Demasiado aguante tuviste guapa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí tuve aguante sí. Esa no me conoce a mí cuando me pongo chunga ;)
      Un abrazo linda

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG