LOS "SÁBELOTODO" (Y OTROS ESPECÍMENES COMO LOS "TODOMEHAPASADOAMÍ" )

A que sí, a que todos conocéis a alguno??? O puede que a varios
Sí, hoy vengo a hablaros de estos individuos que andan por ahí, disfrazados de personas normales, pero van por la vida, repartiendo sabiduría milenaria: los "sábelotodo". Y ya que me ponía a hablar de los que todo lo saben, no podía dejar pasar la oportunidad de nombrar también a los "eso me ha pasado a mí" los "todomehapasadoamí" Y es que, no sé vosotros, pero yo soy de las que habla de algo, cuando sabe de que habla. Me explico, yo, si controlo de un tema, hablo de ello, si no, pues me callo y dejo hablar a los que saben. Sería lo normal, no?, pues no, los "sábelotodo", hablan de todo, sepan o no, es más, normalmente saben de muy poco, pero hablan de todo, como si fueran catedráticos, además, se permiten el lujo de ir regalando consejos, que nadie suele haberles pedido, como si su verdad fuera la única ley. Este tema nace a colación de una admirada bloguera, a la que sigo hace tiempo, y que ahora está embarazada. Bueno, pues desde que la pobre, anunciara su embarazo, no le ha faltado algún que otro (o para su desgracia bastantes) sábelotodo, aconsejándola de casi todo: no bebas alcohol (la habrán visto cara de borracha a la muchacha?), no comas esto, no hagas aquello....ya sabéis. Yo, particularmente, cuando me entero del embarazo de una persona, además de alegrarme un huevo, porque sé lo difícil que puede llegar a resultar quedarte embarazada, suelo darle la enhorabuena y au. Básicamente, porque no tengo ni pajolera idea de embarazos ni maternidades. Ni soy ginecóloga, ni lo pretendo, ni matrona ni nada que se le parezca, que, a mi modo de ver las cosas, son las únicas que deberían opinar al respecto. Pero por desgracia, no es así. Y si solo hablaran acerca de embarazos...pero no, cuando comentas que tienes un problema de infertilidad, ay omá, ahí sí que aparecen Einsteins por todas partes que te aconsejan de todo, pero de todo todo, che, hasta posturas me han llegado a recomendar a mí....sin comentarios. Porque claro, yo no me quedo embarazada, porque no me relajo, o porque no como esto o aquello, o porque no hago la postura número 14 del Kamasutra (no tengo ni puta idea de cual es, no me preguntéis). Y es que, si algo tiene un sábelotodo, es que siempre sabe a ciencia cierta lo que le pasa a su interlocutor. Si le dices que te duele algo, te da su diagnóstico. Si le dices que te ha dejado tu pareja, se convierte en asesor matrimonial, así, de golpe y porrazo. Si le cuentas que tu perro está cada día más cansado, resulta que tiene la carrera de veterinaria y tú sin saberlo. Qué más da, de todo sabe y de todo opina.
Si quieres reconocer a un sábelotodo por la calle, para, lógicamente, huir de él, apunta estas claves que te harán verlo venir de inmediato: suelen tener cara de lerdo-que-va-de-culto. Ya sabéis, se puede ser muy inteligente y hacerse el tonto, pero al revés es imposible. Se les nota en la cara, pero rápido. Suelen estar siempre hablando con alguien: son los típicos que salen de casa a las nueve de la mañana y vuelven a las tantas, aunque solo hayan bajado a por el pan. Porque como se paran con todo Dios a dar sus charlas. Así que, si puedes pasar con un rápido: "hola", casi ni te verá y seguirá dando el coñazo al que tiene ya delante. Eso sí, no digas un holaaaa y le mires a los ojos más de un nanosegundo o estás perdido. Y por último, si coincide que no está con nadie y te ve...no intentes correr, te llamará por tu nombre y aunque aceleres, te alcanzará, son rápidos los muy mamones.
Qué podéis hacer si os han cazado ya? lo que hago yo, desconectar. Es decir, les miráis mientras repasáis la lista de la compra y de vez en cuando movéis la cabeza de arriba a abajo, en plan perrito de la bandeja del coche, para que crea que le estáis haciendo caso. A ratos puedes soltar un: claro, claro, para quedar bien. O también podéis fingir que tenéis mucha prisa, e intentar escaquearos, no podréis, no os dejará tan fácilmente.
Como comentaba al principio, también están los "todomehapasadoamí" ya sabéis, estos que, les cuentes lo que les cuentes, a ellos también les ha pasado, aunque claro, multiplicado por mil. Que te has comprado coche, ellos también, y antes que tú, y más grande que el tuyo. Que te duele la garganta, vamooos ellos llevan días tomando antibiótico. Que te pica un ojo, a él o ella se lo sacaron recientemente y se lo volvieron a meter después. Siempre, siempre les ha pasado, da igual lo que les cuentes, ellos mucho más.
Nosotros conocimos a una chica así, seguro que cierta amiga mía sabe de quien hablo. Nunca te dejaba acabar una frase, ella más. De hecho, fue la única persona que conocí que tuvo una Gripe A, del copón. Porque será que cuando me lo contaron, no me extrañó nada.
Bueno amigos, hasta aquí nuestro cuentecillo de hoy, acerca de los sábelotodo y los "todomehapasadoamí". Recordad, que no son como los duendes o elfos, estos si que existen, y están ahí fuera, acechando...
Suerte, y no os encontréis a ninguno ;)

Comentarios

  1. A la madre de mi mejor amiga, a propósito del embarazo de Virginia, le dijo una persona: "No sé si darte la enhorabuena o el pésame".

    Y, nunca falla, siempre aconseja el que tiene menos formación y conocimiento de causa.

    A mí van dos veces que me dicen que no me tome un medicamento. Medicamento que me dio un médico!!!

    23+1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, no falla. Siempre habla el más "listo" Sabes por qué? Porque el que de verdad es listo, no habla si no toca y no contesta si no es preguntado. Así de simple. En fin, paciencia mi reina, es lo que toca. Pero, hazme caso: des co nec ta (y movimiento de cabeza automático ;) )

      Eliminar
    2. Por cierto, lo de "dar la enhorabuena o el pésame"....madre mía que frase más acertada para una futura abuela. Supongo que la iluminada que la dijera debe, como poco, de fumar psicotrópicos, porque sino, no me explico.

      Eliminar
  2. Jaja así son y están por todas partes!!
    A mi me salva mi insociabilidad, vamos, que casi no me paro a hablar con nadie. Pero tengo una sabelotodo muy cercana y tela!! De esta no me puedo escaquear.
    Si lo que tenemos que hacer es irnos todas al Caribe! Qué tal juntas y para siempre?? ;)
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga vamos!!!! Fijo que de allí, venimos preñadas Trax ;)
      De verdad, lo que tenemos que aguantar. Las que se quedan, porque se quedan y las que no, porque no. El caso es aguantar lecciones de todos.
      Un besazo y ves fichando agencia pa mirarnos el viajecito

      Eliminar
  3. Oye chicas, yo me apunto a lo del Caribeeeeee. No se os ocurra iros y no decirme nada. jajajajajaja.
    Bueno, en cuanto al post, sí, jajajajja, de esos haberlos hailos, y los vemos y los conocemos. Haber, alguna vez uno puede ponerse como ejemplo si te cuentan algo y también te a pasado a ti, pues bueno, para explicarle mejor lo que PODRÍA, que NO TENDRÍA, hacer pues resulta más fácil, pero por supuesto cada persona es un mundo y a cada uno le duele lo suyo por muy empático que quiera ser con los demás, (que por supuesto estó no es ni la mitad de las veces, que digo la mitad, ni 2 de cada 10, jajajajaja), pero bueno, lo importante es escuchar, escuchar y escuchar y alegrarte por las cosas buenas de los demás. Cada uno tiene su momento y si viene alguien a contarte algo, pues lo normal es que lo escuches y no empieces tu a contarte la biblia en pasta.
    Pero en fin, amiguitas, pacienciaaaaaaa.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, tres para el Caribe y subiendo!!! Oye no estaría mal una excursioncita para quitar las penas eh ;-)
      Y con respecto a los sabelotodo, mujer claro que no hablo de la gente empática que te ofrece su experiencia con cariño, eso se nota :-)
      Yo me refiero a esos que, como bien apuntas, todos conocemos y que siempre ponen sus vivencias, reales o no, por encima de las de los demás.
      Un besazo amigaaaaa
      P.D. hay que ir encajando fechas para el viaje ;-)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO