OPERACIÓN BIKINI (O COMO IR A LA PLAYA Y NO MORIR DEL SUSTO)

Ya estamos en Mayo, se acerca el veranito; las piscinas y para los más afortunados la playa, están al caer. Así que, como todos los años, empezamos a ver en  televisión, prensa y vallas publicitarias, miles de anuncios de bikinis y trajes de baño, a cada cual, más pequeño e indiscreto. Y como una ya va teniendo una edad (36 para 37) y el cuerpo es lo que es, y el muy mamón tiende a coger forma de botijo, comienza lo que todos conocemos como "operación bikini" o, en mi caso, "operación, por favor por favor, que no se me caigan las tetas, yo quiero volver a los 20" , que viene a ser lo mismo.
Cuando una tiene veinte años, no piensa tanto en estas cosas, por lo menos yo no lo hacía. Tampoco me hacía falta. Cada cosa estaba en su sitio, no había ni rastro de celulitis, cinturita marcada, las piernas y el culo bien torneados...en fin, pues eso, lo que son 20 años.
Cuando vas pasando de los treinta......ahí ya la cosa cambia un poco. Y es que, esas amigas tuyas que tantas miradas han arrancado en su día y que estaban ahí arriba, como echás palante y desafiando la ley de la gravedad, se van bajando. Sí, de repente, y no sabes cuando ni como ni porqué, un día miras para abajo, y ya no están ahí, se han bajado un piso. Y de repente comienzas a obsesionarte con comprar sujetadores de estos que te las ponen, parriba otra vez, y los bikinis tres cuartos de lo mismo. Yo gasté hace un año uno de cuello hálter (es decir anudado al cuello) y claro, tenía que tirar tanto parriba del tirante para que parecieran que aún estaban ahí, que terminaba con un dolor de cervicales alucinante. Así que, este año he optado por los tirantes de toda la vida. Ya disfruté durante mi juventud más juvenil de todo tipo de bikinis sin tirantes y cosas por el estilo. Cuando las muy....se agarraban solitas.
Luego claro, es que vas a la playa y aquello parece un desfile de Victoria Secret. Se lleva lo polioperado. Se llevan las tetas de plástico, y esas, pase lo que pase, no se caen nunca. Ni se mueven. Es curioso porque tú las ves tumbadas, en topless por supuesto, y aquello está ahí, ale, mirando al cielo. Pero es que se levantan y nada....ni un movimiento. Y claro, luego te miras tú, ves las tuyas ahí en el bikini, mirándote con carita de pena y diciéndote: "por favor, déjanos salir a tomar el sol" y tú, por un momento te lo piensas y todo, y luego recuerdas porqué te aprietan tanto los tirantes y dices: ni hablar, que la arena quema mucho...
Luego la celulitis, ¿pero cuándo me salió eso?.....pero si yo tenía el culo perfecto. Es lo que tenía vivir en un quinto sin ascensor. ¿Cuándo, y lo digo en serio, cuándo apareció la dichosa piel de naranja en mi trasero perfecto de veinteañera????? Es más, ¿cuándo desapareció mi culo y apareció ese espantajo que veo cuando me miro reflejada en el espejo retrovisor? Y ahí estoy, dale que dale con la crema anticelulítica del Mercadona (que por cierto huele a Vicks Vaporubs) y venga a beber litros y litros de agua y té verde. Y por supuesto machacándome en el gimnasio, que me pego unos viajes en la elíptica que no es ni medio normal. El otro día sudé tanto que creo que me dejé algunos lunares allí en la sala de fitness. Y sí, algo ha mejorado el tema, pero ¿sabéis qué?, que por mucho que me esfuerce, presiento que mi cuerpo de los 20, no volverá a aparecer a los treinta y muchos.
Menos mal que mi amore se ríe de todo esto y me dice aquello de: "a mí así, tal como eres, ya me vuelves loco", casi estoy por creérmelo y dar por finalizada la operación "vuelta a los veinte"

Comentarios

  1. Jajaja! Ay, Ana, mira que eres salvaje.. Lo que me he podido reir. xD
    Por suerte, hasta ahora yo nunca he sufrido una "operación bikini" pero me da que el año que viene lo voy a empezar a experimentar... Jeje. Haremos lo que podamos, y al que no le guste, que no mire. :)

    P.D. Hazle caso a a tu marido. :-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso lo hago, para que os riáis ;)
      Tú me conoces, sabes que complejos, los justos. Estoy muy contenta conmigo misma y me gusta tal y como soy, para bien y para mal.
      Eso sí, lo de cuidarse es necesario en cierta medida, porque, verdaderamente un cuerpo de treinta y unos cuantos, no es uno de veinte. Ahora, me gustaría volver a los veinte, pues tampoco, cada época tiene lo suyo, y yo quiero vivirlas todas ;-*
      Muakas!

      Eliminar
  2. Jajaja !! Yo vivo en una eterna operación bikini!!
    Los tratamientos convirtieron mi cuerpo en una máquina de acumular líquidos y hay que cuidarse!!
    Eso sí, como a mi en el reparto no me tocó mucha "personalidad", ahí siguen mis peques en su sitio!!
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje, te entiendo con lo de los tratamientos, sí, afectan más de lo que parece. Y yo también noté ciertos cambios en mi cuerpo después del mío, pero bueno... Y la retención de líquidos es lo peor, pero de verdad que el té verde no va nada mal.
      Con repecto a la "personalidad" ejem, a mí me tocó por genética una "buena" pa mi gusto demasiado "buena", que le vamos a hacer. Y sí, ya no está donde debería, pero, para la edad que voy teniendo, no están tan mal, te lo aseguro, las he visto peores y más pequeñas que las mías, jajaja.
      Bueno chica, que estamos y estaremos más buenas que el pan, nosotras, mejoramos con el tiempo, como el buen vino ;)
      Un besazo amiga y ...ánimo que tú puedes con todo

      Eliminar
  3. Yo soy de las que está mejor con 33 que con 20.... mi cuerpo sufrió una serie de cambios estupendos con el embarazo y ahora estoy más delgada que nunca, a gravedad todavía no hizo efecto y mis dos amigas están estupendas pese a haber pasado por un embarazo y una lactancia. Temo momento bikini, pero teniendo suerte de que vivo en plena castilla y claro playa lo que se dice playa ni la huelo.... y el mundo piscina es de lo más variado.
    Cero estrías... pese al embarazo gemela y la celulitits poca (esto me viene de genética) lucho con ella con la Cola de Caballo y mi mundo gimnasiase ha reducido a paseos mañaneros porque no puedo otra cosa.
    La vida pasa... y poco queda de aquella chica e 20 años.... nunca fuí delgada la verdad y siempre me dió pánico lo del bikini.... un besote

    ResponderEliminar
  4. La operación bikini se me hace como los propósitos de cada nuevo año: casi nadie la cumple, y aunque no se duda de su efectividad la verdad es que suele ser un cambio muy fuerte en el cuerpo. Me gusta pero no sé si podría ser tan disciplinada, jejeje…

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG