FRASES HECHAS

Sabéis de lo que os hablo ¿no?  “No eres tú, soy yo” “Esto no es lo que parece” “tranquila, yo controlo”, etc.
No me digáis que no habéis utilizado nunca una de estas, te pueden sacar de un apuro, o no, ahí depende de lo bien que disimules o mientas.
“No eres tú, soy yo”, esta se usa mucho para romper. Yo, personalmente, no la he usado nunca, entre otras cosas, porque solo dos veces en mi vida tuve que “romper”, si es que se le puede llamar así, con dos rolletes. Pero, ¿por qué mentimos para romper? Algunos dicen que por no hacer daño a la otra persona. Como si por decir esta chorrada no le fueras a hacer daño. Que digo yo, que si le dejas  y la otra persona no quiere que le dejes, digas lo que digas, le haces daño igual. Pero aún así se usa mucho. Yo es que soy más sincera y cuando he “roto” claramente he dicho: “mira no me gustas y esto no va a ningún lado”. Para qué mentir o adornar la realidad. Además, ¿qué significa esta frase? “No eres tú, soy yo” por favor, alguien que la haya usado y me lo explique.

Otra frasecita que me hace mucha gracia es cuando vas a un médico y te dice: “tranquilo, esto no hace daño”, tiemblo, cada vez que escucho esto, tiemblo, porque sé que es justo lo contrario. La última vez que me dijeron eso, flipé en colores y vi las estrellas, de hecho, juraría que vi hasta un cometa. Vamos, que cada vez que un médico, enfermera, dentista, me dice algo así, directamente rezo todo lo que sé y pienso: suerte y al toro maestra.

“Tranquila nena, yo controlo” ésta seguro os suena eh, sobre todo los hombres. Venga va, no me digáis que no la habéis usado nunca porque no cuela. ¿Sabéis la cantidad de niños que han nacido nueve meses después de esta frase? Si fuéramos como los Indios y pusiéramos los nombres de los niños en plan “rostro pálido” muchos de los hijos de estas parejas se llamarían “así que controlabas”  o “tu padre es un listo”

Y la frase que más me gusta, la que más gracia me hace, esa que sale tanto en las pelis, “esto no es lo que parece”. Yo de momento no la he utilizado nunca, pero seguro que alguno os habéis visto en un momentazo de esos que ha requerido de esta frase. Que, digo yo, en determinadas situaciones, para qué decir nada, con lo que se ve, ya está todo dicho ¿no? Pero aún así, hay gente que lo intenta. Que uno llega a su casa, se encuentra a su pareja jugando con la vecina encima del sofá y sin ropa, y de repente tu pareja te dice “cariño, esto no es lo que parece” y tú que puedes pensar, “no claro, no es lo que parece” “probablemente la vecina ha venido a pedirte sal, tú has ido a dársela y se te ha vertido por encima, y os habéis quitado la ropa para limpiaros". ¿Por qué seremos tan malpensados?

Lo realmente importante, a la hora de decir cualquiera de estas frases, es como las digas. Si las dices así sin más, malo…no te van a creer. Pero, si le echas un poco de morro, un algo de imaginación y tú mismo te crees lo que estás diciendo, quién sabe, quizá cuele.

Y vosotros, ¿las habéis utilizado mucho? o ¿las han utilizado con vosotros? Y si es así, ¿os lo creísteis?

Comentarios

  1. "Tranquilo/a, te hago un hueco". Esta es mi frase hecha más repetida. Me quita el sueño (literal), porque no tengo más franja horaria para hacer "huecos" que mi tiempo de dormir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja muy buena también Susana y yo también la uso y me pasa un poco igual. No es que no quiera, es que no llego.
      Un besazo princesa

      Eliminar
  2. Jajaja
    Pues yo usé una vez la de no eres tú, soy yo. Pero es que era verdad!! Era yo la que no podía seguir, y él tan tonto que ni le ofendió jaja
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja muy bueno ya tenemos a alguien que la ha usado. A ver que pueden ser ciertas, como en tu caso. Pero por regla general son excusas jeje. Eso sí, por lo que cuentas, le dio un poco igual, así que hiciste bien en mandarlo a tomar viento ;-)
      Un abrazo campeona

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO