ANUNCIOS NAVIDEÑOS

Ya está aquí, sí, ya llegó. Hemos intentado hacernos los Suecos, por aquello de la crisis, pero no ha colado. Como todos los años, ya estamos en Navidad. Y con ella llegan, entre otras muchas cosas, los temidos anuncios navideños en televisión. Temidos, por lo menos para mí. Porque, no sé a vosotros, pero a mí, determinados anuncios como el de: vuelveee a casa vuelveee vuelve al hogar....me da un miedito. Esa vocecita demasiado melodiosa para mi gusto. Ese militar que vuelve con el petate (ala toda la ropa sucia para que la lave mamá). Esa hija que baja del tren con cara de alegría....Ya sé que a muchos os parecerá bonito e incluso tierno. A mí, tanta ñoñez me pone enferma. Ya lo escribí el año pasado. Me gusta la navidad, no soy "antifiestas" para nada, pero eso de que casi estés obligado a sonreír a todo el mundo, ser feliz por imposición y mostrar tu mejor cara porque sí, porque es Navidad, no me hace ninguna gracia.
Por eso cuando anuncios tipo, "que bello es vivir" inundan televisiones y radio, me pongo malita.
Si hiciéramos una escala de "anuncios repelentes" este año, sin duda, ya tenemos ganador: el anuncio de la lotería de Navidad. Sí, sí, ese en el que cantan Marta Sánchez (que me gusta) David Bustamante (que también me gusta) La Niña Pastori (que también me gusta, aunque menos) Raphael (más maquillado que el Joker de Batman, y que da más miedo en este anuncio que la niña del Exorcista) y Montserrat Caballé (que con todos mis respetos, pega en este anuncio, lo mismo que pegaría Jesulín de Ubrique en un anuncio de La Real Academia de la Lengua). En principio, el anuncio, no empieza mal. Las lucecitas (veis eso me gusta de la navidad las luces), el arbolito, las velitas y el ambiente, bien. Empieza la canción, con la voz, de Marta y Busta, perfecto. La Niña Pastori, bien. Pero luego ese Raphael, que no sé que le ha pasado a ese hombre en la cara, pero no me digáis que no da miedo. La tiene como descompuesta. Y taaaaan pero taaaan maquillada. Parece un anuncio de Max Factor, en lugar de un anuncio de lotería. Y luego pues eso la Soprano, o lo que quiera que sea la Caballé, a la que, me reitero, respeto al máximo, pero no me pega. Y para rematar el nana nana nanananaaaa de Raphael con el típico cántico de los Niños de San Ildefonso...ufff pero que repelús cada vez que sale brrrr.  Por cierto, ya que hablamos de la lotería, recordaros que, este año al que le toque, le toca dar parte a Hacienda....sin comentarios.
Bueno, que conste, que no todos los anuncios me dan mal rollo, incluso algunos los echo de menos. Soy yo que no recuerdo haberlo visto ya hace unos años, o Las Muñecas de Famosa han dejado de dirigirse al portal??? Yo creo que ya no lo hacen. Oye con lo chuli que era, que recuerdos. Y al Lobo??? Ese de, El Lobo que buen turrón, ese ya no sale tampoco, creo. A lo mejor han hecho un ERE y le ha pillado de lleno al pobre lobito. O a lo mejor con la fama que han adquirido los lobos después del estreno de la saga Crepúsculo, está por ahí de gira y firmando autógrafos.
Aunque si hay anuncios que dan verdadero miedo cuando te haces mayor y empiezas a tener hijos, sobrinos o nietos, esos son los de juguetes. Menudo arsenal de anuncios jugueteros y menudos precios. Lo que más me gusta es cuando abajo de cada spot en letras hiper mega minúsculas, te ponen cosas como: no incluye pilas o no incluye los muñecos (ya me contarás para que quieren los nanos una granja de Pin y Pon, si no lleva a Pin y a Pon dentro) o lo que más me gusta leer: precio superior a 60 euros. Eso, eso sí que da miedo. Y anda que no saben los jugueteros, ponen los anuncios a las horas de máxima audiencia infantil. Que los pobres niños se vuelven locos pidiendo. Mis sobrinos ya llevan días con eso de: me lo pido.
Bueno esto acaba de empezar señores, en breve, las luces, los nacimientos, los árboles y demás parafernalias inundarán nuestras casas, calles y comercios. Los turrones y el cava unidos a los juguetes serán los protagonistas principales de las horas de publicidad. Y nosotros empezaremos a hacer acopio de valor para acercarnos a los centros comerciales y no ahogarnos entre las masas. La Navidad ha vuelto.

Comentarios

  1. jajaja, ya están aquíii!!
    Bueno, hoy te tengo que llevar la contraria, en fin. A mi me gusta la navidad, y los anuncios de navidad. El de Vuelve a casa vuelve, me encantaba, no sé si lo siguen echando la verdad. Y el de este año de la lotería, pues también me gusta, aunque debo ser la única de toda España, jajaja.
    A mi es que estas fechas me ponen muy tierna, me traen muchos recuerdos de la infancia, y como todavía la sigo disfrutando en familia, los mismos, algunos más, y todos más mayores, pues vamos, que me gusta. No me obligo a sonreir, no gasto dinerales en regalos, pero disfruto de esos momentitos en familia viendo a mis abuelos emocionados, de ese brindis en la intimidad con marido por el año nuevo...
    En fin, que no queda nada!
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. jajaja, me encanta que me lleven la contraria!!!! Las opiniones distintas dan la vida. Imaginas si todos pensáramos igual de todo, que aburrimiento ;)
    De todas formas a mí, también me gusta la navidad, me encanta, eso que quede claro. Lo que no me gusta, es esa imposición de, hay que ser bueno, alegre y tierno, porque es navidad, eso no. Y desde luego los anuncios que he dicho, me reitero, me dan repelús, jajaja
    Reconozco que la primera vez que vi el de la lotería, dije, ohhhhh. Me encanta Bustamante y Marta Sánchez y me gustó verlos. Pero según he ido viéndolos....me chirría la Caballé (gran culpa de Wyoming que el muy...hizo un gag en su programa de la sexta y hace que me dé la risa cada vez que lo veo) y Raphael, ufffff, brrrrrr que susto jajaja.
    Y claro que sí, hay que disfrutar, la navidad, los enamorados y hasta el día de la marmota ;)
    Para días normales ya tenemos el resto
    Besazos preciosa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO