CARRERA DE OBSTÁCULOS

A veces nos pasa, de repente, la vida se nos torna algo así como una carrera de obstáculos, un camino lleno de piedrecitas que parece que nos van haciendo tropezar a cada paso. Todos tenemos estas rachas, temporadas llenas de "momentazos" de esos que terminas queriendo olvidar. Pero no debemos hacerlo, no debemos olvidar ninguno de esos obstáculos que vamos pasando, saltando o superando, pues, en cada uno de ellos, hay algo que hemos aprendido, seguro. 
Dicen que, en la vida, no te pasa nada que no puedas superar. Que todo lo que se te manda, o lo que te llega, es porque lo puedes afrontar. Yo no sé si será cierto, es tan difícil saber como funciona la vida. Si es el destino, el que nos tiene reservado nuestro camino o somos nosotros los que lo vamos forjando a base de decisiones y actos. Lo que sí tengo claro es, que pase lo que pase, uno tiene que seguir adelante "Show must go on" ya sabéis. Y en algunas ocasiones, te costará más seguir que en otras, pero aún así, seguirás. Lo más importante, es no decaer, no dejarte llevar por la negatividad y, sobre todo, no ponerte a pensar frases como, ¿y por qué a mi?, o "yo no me merezco esto", o "esto no lo supero". Simplemente las cosas suceden y punto. Y si te toca, pues tienes que apechugar y adelante. Sentándote a lamentarte, no haces nada. 
En estos momentos, yo, me encuentro en una de esas carreras de obstáculos. Cada día, saltando una valla. Con cada pequeño miedo mío que voy superando, más orgullosa de mi misma y con cada acto nuevo, una nueva batalla ganada. Y sabiendo que me pueden surgir vallas más altas y que al saltar alguna, me puedo pegar un talegazo, pero volveré a ponerme en pie e iré a por la siguiente. Y si tengo que volver a empezar desde el principio, lo haré. Volveré a saltar todas y cada una de las vallas y a cada una que salte miraré adelante para buscar la siguiente con más valor que la anterior. 
Este mensaje, cargado de positivismo y buenas energías, va para todos y todas los que en este momento, como yo, estáis corriendo esa carrera llena de obstáculos. Para los que día a día os enfrentáis a vuestras vallas y pegáis un salto y decís, "venga hombre, vallitas a mí". Para todos los que necesitáis un empujón para tirar adelante, ahí va mi aliento y mi energía.
VAMOS!!!!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO