Sálvese quien pueda

Este parece ser el lema de nuestro país en los últimos tiempos. Estos días me ha dado por pensar en eso y se me ha ocurrido que somos el nuevo Titanic. Os acordáis del Titanic, imagino. Famoso trasatlántico que se  hundió dividido en clases sociales. Alguno quizá se esté preguntando que tenemos en común, o mejor dicho, que tiene España en común con el Titanic, bueno ahí va mi comparativa, a ver que os parece.
El Titanic era un enorme barco, que iba gobernado por un capitán que pensó que podía ponerlo a toda máquina, aún con el riesgo que existía de icebergs y no pasaría nada, pues se pensaba que ni Dios podía hundirlo. España, ha estado gobernada todos estos años (y me refiero a todos los gobiernos que hemos ido teniendo, de todos los colores) por unos kamikaces que pensaban que podíamos ir a toda leche, gastando todo lo que teníamos y lo que no teníamos, aún con el riesgo de irnos a pique que existía. El trasatlántico iba dividido en zonas  para las distintas clases sociales que navegaban en él. España siempre ha estado dividida en clases sociales, separadas también en zonas dependiendo del nivel económico al que se pertenezca. En el barco, siempre se ha especulado, que no se utilizaron ni siquiera los prismáticos que tenían para ver llegar los icebergs y tratar de esquivarlos a tiempo. En nuestro país, veían llegar la crisis, todo el mundo avisó que la teníamos encima, y ni el telescopio más potente hubiera abierto los ojos de nuestro maravilloso capitán, que estaba más preocupado en "tener talante", que en "tirar palante". Y así llegó el fatídico desenlace del Titanic, chocaron contra un iceberg enorme, y además iban a toda castaña, lo que provocó que el piñazo fuera más gordo y el barco se desquebrajara por completo, y al hacerlo, que clases sociales se ahogaron primero??? Recordad que el agua entró por la parte más baja, y quién está siempre abajo, los pobres, obviamente. Aquí también llegó el momentazo, de repente, nos dimos de bruces con la mayor crisis recordada en años, y como también íbamos a toda mecha, la ostia fue monumental. Y lógico, quién se ha ahogado primero???? pues eso, los currelas, los obreros, los de "abajo".
Por último, recordemos ahora como se fueron salvando del naufragio los ricos del barco, para los que sí había botes salvavidas, pero como no había botes para todos, quién dejaron para el final, a ver si quedaba alguno por casualidad??? pues eso, a los pobres. Hasta para salvarse hubo preferencias o "preferentes". Y que está pasando aquí? Exactamente lo mismo. Se están salvando los que tienen "bote salvavidas" o lo que es lo mismo dinero. Y quien no encuentra a donde agarrarse porque no tiene ni siquiera chaleco salvavidas??? Pues eso.
Como veréis seguimos anclados en el pasado, en las diferencias entre las clases sociales y los roles heredados según tu procedencia. Aquello hizo historia, terrorífica pero la hizo, y esto tiene toda la pinta de hacerla también. Solo espero que en unos cuantos siglos, no tengan que mandar un submarino para buscar los restos de un país que agoniza en el fondo del mar de una economía mal estructurada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG