EL FLECHAZO

Le conocía desde hacía más o menos un mes. Exactamente nos presentó un amigo suyo, Paco, a éste le conocimos en Woody, la discoteca donde íbamos todos los fines de semana, y una noche estando en Xúquer, zona de copas por la que nos movíamos en aquella época, en la puerta de Kilómetro 0, para ser más exactos, nos encontramos con ellos y Paco nos presentó. Si aquella noche me llegan a decir que me iba casar con él....no me lo hubiera creído. Yo había estado unos años hechizada por otra persona, y ese verano había logrado quitarme el embrujo de encima. Mi plan era disfrutar, iba a salir con mis amigos y pasarlo bien. Y esa noche lo conocí, y vi a un chico serio,  tímido y formal en el que no reparé más. La verdad es que los dos pasamos el uno del otro. Y así quedó el tema. Esto fue en la madrugada del 30 de Junio del 96 (quién nos iba a decir que cinco años más tarde, nos casaríamos justo ese mismo día).
A partir de aquella noche, seguimos viéndonos en Woody, cada fin de semana. Su amigo Paco, iba detrás de una amiga mía, por lo que, siempre estábamos juntos. Así fue como empezamos a hablar Juan Carlos y yo. Mis amigas, eran más bien cortadas, no eran de hablar con todo el mundo, de no ser que tuvieran mucha confianza y él era un chico tímido. Y bueno a mí, algúnos ya me conocéis, soy bastante extrovertida, y hablo hasta con el apuntador. Así que, lo veía allí sólo, viendo a su amigo, a la desesperada con mi amiga (de aquella historia no salió nada, por cierto) y como no me gusta ver a nadie aburrido, me acerqué a él y empezamos a charlar. Supe que una chica que iba en mi grupo, le había llamado la atención e hice todo lo posible para tratar de juntarles, pero ella no estaba por la labor. Él me dijo, "chica, da igual, tampoco me gusta tanto". Y yo "pues, nada que le vamos a hacer, a por otra". Y él me echó una sonrisa, que no supe interpretar.
Charlábamos y nos reíamos mucho. Empecé a notar que siempre me buscaba. Y una tarde me dijo que tenía que volverse a casa en bus porque no había podido cogerle el coche a su padre, y yo le dije, "ah pues yo también vuelvo en bus" y se vino conmigo y mis amigas. En el camino, no dejamos de hablar y la verdad es que me sentí muy bien con él.
Y así  llegamos al  27 de Julio. Esa noche salía con mis amigas. Me llevé mi vestido largo blanco, a casa de mi amiga, porque cenábamos en su casa. Y en plena cena sonó el teléfono. Lo coge la madre de mi amiga y preguntaban por mí, era él. Se iba a la zona de El Perelló con Paco, y se habían acordado de nosotras, me preguntó si nos íbamos con ellos. Le pregunté "¿y como sabías que estábamos aquí?", me dijo, "he llamado a tu casa y  tu madre me ha dado este número" (Gracias mami). Y quedamos para irnos con ellos.
Mis amigas con sendos vestidos largos una de negro y la otra de rojo y yo con uno blanco, largo también, parecíamos el trío calavera ;-) Y yo, sin saber porqué, me empecé a poner nerviosa. Quedamos con ellos en la puerta del Parque de Benicalap (famoso punto de encuentro del barrio) y allí llegaron. Nada más verlo bajar del coche sentí algo, no sé qué. Paco ya llegó bromeando, "me ha traído que me ha despeinado y todo de tanto correr, para no llegar tarde". Nos fuimos a una heladería primero y luego a Hook, discoteca que hoy por hoy, ya no existe.
Y esa noche fue mágica. Ahí surgió el flechazo. Esa noche nos vimos diferentes, quizá el flechazo venía de atrás y no nos habíamos dado cuenta, probablemente, pero para nosotros, aquella fue la noche. No dejamos de tontear y se notaba en el ambiente. Lo que pasó, como pasó y lo que nos dijimos, lo guardo para nosotros. Solo os diré que eso fue la noche del 27 de Julio y el día 3 de agosto, me pidió "oficialmente" que saliera con él.
Hoy hace 16 años de aquella mágica noche, en la que nuestra particular historia de amor comenzó, me agrada poder decir que aún siento mariposas en mi estómago cuando lo recuerdo todo. ERES EL AMOR DE MI VIDA.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. La verdad es que es tan bonito recordar los primeros momentos, verdad?
      Un besazo linda

      Eliminar
  2. ¡Que bonito!
    Yo no puedo contar la historia así tal cual por privacidad pero me ha recordado mucho a la mía, aunque sin amigos y sin discotecas, me ha recordado por el tiempo pasado que parece que nadie se da cuenta de que sienta algo y sin embargo...
    Si te cuento cómo fue nuestro primer beso te caes de la risa de la conversación jajajaj
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ohhhhhhhh que viva el amor!!!! Me ha encantado reina!!!!!!! tienes una historia preciosa. Por cierto... yo conozco a una chica del Perelló jajajajja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah sí!!! Vaya, nosotros vamos mucho allí a El Perelló, porque mi marido pasó allí todos los veranos de su infancia y le trae recuerdos ;-)
      Un besazo y gracias por leerla

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO