DIBUJOS ANIMADOS

Esta mañana, mientras veía Dora la Exploradora con los peques, me ha dado por pensar en los dibujos tan escalofriantes que ven los nanos. A primera vista, y viendo los títulos de las series infantiles, no parecen  raros, pero vamos a analizar un poco algunas cosas y veréis como acabáis pensando lo mismo.
Empiezo precisamente con Dora, nuestra amiga morenita de apenas 5 o 6 años, que acompañada de un simpático mono y una mochila parlante (que manda huevos, una mochila que habla, es como sí a mí me saludara mi bolso todas las mañanas)  se pasa el día para arriba y para abajo buscando sitios.
Vamos a ver, para empezar, ¿a algún padre o madre de los que leáis esto, se le ocurriría dejar a una niña de tan corta edad, sola por ahí descubriendo el mundo? y lo que es peor, no va sola, va con un mono, por el amor de Dios, con un mono!!! Un mono con unas botas rosas, que ni Lady Gaga. Y la niña tan feliz por ahí, de paseo con el mono, y con una mochila, que debe pesar un quintal, con la cantidad de cosas que lleva, porque hay que ver la de cosas que lleva la niña en la mochila, que si una lupa, una cuerda... yo llegué a pensar que esta niña era familia dircta de Mc Giver. Por llevar, lleva hasta un mapa que no solo habla, también canta. Yo pienso, a ver si la niña se fuma algo raro, y por eso ve cantando, a la mochila y al mapa y habla con el mono. Es más, si la niña tiene un mono, yo me preocuparía seriamente, hace un tiempo, por menos de eso, acababas en proyecto hombre. Habría que decirle a los papás de la Dora esta, que más estudiar y menos paseitos por ahí descubriendo lugares, y gente rara, que para eso ya está Callejeros.
Vamos ahora con otro clásico, Pocoyó. Ya sé que pensaréis que Pocoyó, es un dibujito simpático, que no tiene nada de raro. Bueno, podría ser, si dejamos de lado, el machismo implícito de la serie, sí sí, machismo total. A ver, quién es el animalito delgadito y mono de la serie?, el simpático, el salao, Pato, sí, un pato, un animal masculino. Y quién es la animalita gordita, y rara, la acomplejada, la que se enfurruña siempre por nada, Ely, una elefanta rosa, un animal femenino. Pero bueno, eso es solo una apreciación mía, puede que sea solo casualidad. Seguimos con los protagonistas, que en este caso, son todos mudos, porque si en Dora, hablan hasta las plantas, en esta serie, no habla ni el tato. Bueno sí, habla un señor que te va contando toda la vida y milagros de Pocoyó, Pato, Ely, Lila, y Pajarito, o pajaroto, o como coño se llame el pájaro, que nunca me he acabado de enterar. Y la ropa???, porque, el diseñador de vestuario del pequeñín se gasta poco, un pijama y un gorro azul, para todo eh, para dormir, para jugar, para ir de pesca... Desde luego no se calfan el cap. Y el elefante por ahí en pelotas, claro como es la chica (véis como son sexistas, la mujer siempre de reclamo, ahí enseñándolo todo). Hay que ver, luego, de que cosas tan tontas se sacan un capítulo, aún recuerdo uno en el que pocoyó no sabía lo que era un tocadiscos, y se tira todo el rato para averiguar lo que era, y ya, un capítulo. Una serie más que sosa.
Y ya para acabar, el más famoso personaje, que vive debajo del mar, aparte de Bin Laden, (pausa para sonrisa), venga todos!!! BOB ESPONJA.
Sí señor, este sí que ya es el colmo de los colmos, con este tengo tanto que decir, que quizá necesite dos entradas más, pero trataré de resaltar solo los puntos más cómicos.
Comenzamos: Vive en una piña debajo del mar, y no, no estoy cantando la canción, solo estoy argumentando, y tratando de explicarme, como narices ha ido a parar una piña, en el fondo del océano, o perdón, en fondo de Bikini. Que pasa, se le cayó a alguien mientras navegaba, o es un resto del bufette del Titanic???. El caso, es que la piña, está bastante bien, tendrá yo calculo unos 50 o 60 m2, eso es más de lo que tienen algunos pisos de alquiler. Lo que no sabemos es si la tiene en propiedad Bob, o es un arrendamiento. Y la tiene bien decorada. Luego, sabemos también que vive con un caracol, que es su mascota, Gary. Tampoco sabemos como ha ido a parar un caracol ahí abajo. Y Bob, que es Bob??? Una esponja, sí ya lo sé. Pero las esponjas del mar, no tienen esa pinta. Él tiene pinta de esponja de estas que compras para lavarte. Me pregunto que clase de mente enferma, se está bañando un día, se queda mirando la esponja, y de repente dice: Ya lo tengo!!!! voy a crear un nuevo personaje de dibujos y lo llamaré Bob!!! Y el tío o la tía, va y se forra. Por qué a mí nunca me pasan estas cosas??? Yo me baño, y en el bote de champú, no veo una serie nueva de dibujos, veo un triste bote de champú (últimamente marca deliplús). O acaso el inventor de Bob, tenía esquizofrenía, hablaba con las cosas, y a la esponja la llamaba Bob, y de esas conversaciones, directamente, nació la serie. Quizás el creador, también fuma lo mismo que Dora.
Y ya que decir de Patricio y Calamardo, sus amigos. Patricio, lo tengo claro, es una estrella de mar. Ahora es raro de cojones, pero bueno. Y Calamardo, es un calamar??? A mí no me lo parece. Esos ojos saltones, y ese color tan....puafff. Y que cara de asco tiene siempre el pobre. Claro que si sospecha que va a acabar sus días a la Romana y entre dos panes, no me extraña.
Ya para acabar, porque podría divagar horas sobre esta serie, el mejor de todos, el malo, Plácton. Que ostias es eso??????????????? Ahí si que no tengo ni idea. Un bicho verde, repugnate, con una antena y un ojo en medio. Yo he llegado a pensar que sea un cruce entre una salchicha, un marciano y una cucaracha.
En fin...podría seguir y de hecho haré una segunda parte, admito sugerencias. Mientras, he decidido que a los nanos, voy a empezar a prohibirles los dibujos y ponerlos a ver telediarios, que ahí el único que parece fumarse algo raro es el que realiza el recuento de la gente que ha seguido una huelga general.

Comentarios

  1. Buenísimo Ana, tienes toda la razón. Pero si nos ponemos a analizar todas las series, veríamos que también las de nuestra época tienen inconvenientes. Véase el famoso Marco: qué madre abandona a sus hijos, para irse a otro país... A qué? O hace demasiado que no veo la serie, o no lo dicen, el caso es que no sé por qué se marcha. Y luego el niño, otro con un mono, paseándose por medio mundo para buscarla, y después de mil penurias que pasa el muchachito, encuentra a su madre y se le muere! :-O Qué horror! Cuál es la moraleja? No persigas tus sueños, porque se desintegran?

    Aunque los dibujos de hoy, telita... Había unos de 3bebés con súper poderes que daban, no asquito, ASCAZO! En qué consistían esos súper poderes? Vómitos, mocos, y fluidos varios. No sé cómo se llama esa serie, ni quiero saberlo, pero ya ves tú lo que pueden enseñar a los niños.

    En fin, que sí, necesitas muchas entradas para analizar las series infantiles. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Vir, habría que analizar también las series de nuestra época. Buenísimo tu apunto sobre Marco, otro con un mono. Joder los simios lo que dan de sí nena. Y aquella Candy Candy, que se pasaba la vida llorando, aquella fue la primera depresiva en la televisión, yo creo que después de esa serie de dibujos, la vida de muchas niñas, no fue la misma. Y Los Fraguel, aquellos bichos, que narices eran????. En fin, me lo apunto, y lo haré, una entrada sobre las series de nuestra época. Besazos guapísima

      Eliminar
    2. Los Fraguel... Jajaja. Eso me recuerda a alguien. Pobrecitos, menudo parecido les sacaste!!

      Eliminar
    3. Jajaja, sí, la verdad pobres Fraguel, jajaja. Ya me contarás como acaba el curso nuestro fraguel particular. Bss

      Eliminar
    4. Cuando pueda te mando un mail, que tengo muuuuuchas cositas que contarte. Y hoy es la cena de fin de curso. ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ

CONFESIONES: ESTRENAMOS SECCIÓN // QUINTO ANIVERSARIO DEL BLOG