Entradas

STSMSN

Wolaaaa!!!
Con esto de que voy hasta la bandera entre unas cosas y otras, no pensaba escribir entrada estos días, y tampoco es que me esté dando tiempo a leeros y comentaros al resto, mil perdones, sabéis que luego me pongo al día y os comento veinte entradas de golpe.
Estoy en época de exámenes, y diréis algunos ¿exámenes? ¿pero no terminaste la carrera? Yes, pero sigo estudiando, es que me va la mala vida. Estoy subiendo mi nivel de inglés, que era lamentable (ya sabéis en plan in the middle of the night) y además me estoy sacando asignaturas de la especialidad de Laboral en psicología, porque mi idea es tener varias especialidades. Así que entre eso, trabajo, casa, familia, amigos....tic tac tic tac me faltan horas.
El caso es que estaba haciendo un break y me he metido al blog, y para los que no lo sepáis, que seréis todos los que no tenéis un blog, dentro de éste, tenemos una sección de "estadísticas", en la que nos dice las visitas que tenemos, qué entrada tiene más vi…

Y ENTONCES LLEGASTEIS VOSOTROS

Cuando hice un post hablando de las personas que habían marcado mi vida, A LOS QUE HABÉIS MARCADO MI VIDA, comenté que más adelante haría otro hablando de gente que he ido conociendo a lo largo del camino y también me marcaron de alguna manera. Para ellos, para vosotros, es este texto.
Cuando entré a estudiar la primera carrera, Relaciones Laborales, no sabía si tendría la suerte de hacer tan buenos amigos como hice en el colegio, entrar a la universidad sola es complicado, si lo haces a una edad que ya no toca, más aún. Y entonces apareció Carlos, y no, no hablo de mi marido, es que mi vida está llena de Carlos (marido, primo, sobrino, amigo, novio de mi mejor amiga) Desde el principio conectamos, él dice que somos del mismo planeta porque tenemos los ojos del mismo color, y es cierto, tanto es así que en la uni creían que éramos hermanos y nosotros no les sacamos del error. A día de hoy aún me encuentro con gente de la carrera que me pregunta por "mi hermano"
Qué decirte C…

LA IMPORTANCIA DEL MENSAJE

Entre que ayer fue el día contra el acoso escolar o bullying y la cantidad de violaciones y temas de acoso que estamos viendo en las noticias últimamente, creo que toca hablar de la parte de responsabilidad que tenemos los adultos en cuanto al mensaje que damos a nuestros hijos, sobrinos, nietos, etc. ¿Por qué os digo esto? Pues porque detrás de cada violador o acosador puede haber un ególatra, un narcisista, es decir, una persona que se tiene en demasiada estima, que tiene un exacerbado amor propio y por tanto piensa que los demás estan para satisfacer sus necesidades y nadie puede negarle nada. Y si se lo niegan, pues lo exige o lo toma por la fuerza.
Todos tenemos hijos y si no sobrinos, niños de los que cuidamos o nietos, es muy poca la gente que no tiene relación habitual con niños y que no ha dicho alguna vez algo como: "eres el mejor", "no hay nadie como tú", "tú eres mejor que él o ella", "tú puedes con él o ella"...y este tipo de afirma…

YO TAMBIÉN ME TOO

Cuando tenía 18 y 19 años y volvía a casa por la noche, recuerdo subir las escaleras rápidamente y con la llave de casa entre los dedos índice y corazón muy fuerte cogida, como me enseñó una amigo hace años, para en caso de ser atacada por alguien poder utilizarla como arma. En aquel momento vivía con mi familia en un quinto piso sin ascensor y era el último del edificio, mi mayor miedo era que hubiera alguien esperándome en el rellano que daba a la terraza de arriba, así que hasta que no conseguía entrar en mi casa no respiraba. En aquellos años ya habían sido asesinadas las niñas de Alcásser, población de la misma provincia donde yo vivo, y yo ya había aprendido que no tenía que subir en un coche con nadie que no conociera, pero y ¿cuando sí le conocía? ¿podía subir tranquila en ese caso? Yo empecé a subir en el coche del que hoy es mi marido cuando apenas lo conocía de unas pocas semanas, tuve suerte era un buen chico, ¿pero y si no llega a serlo? Puede que me hubiera convertido en…

DE YOUTUBERS QUE SE MATAN POR HACER EL CAPULLO Y CONSOLADORES CON MARCHAS

Juro que no he bebido, básicamente porque no bebo alcohol habitualmente, sólo algún vinito en ocasiones especiales o cerveza algunos findes, pero ando yo un poco alegre, contenta, payasa....así que vengo con un post un poco de los míos. Aunque pensándolo mejor los míos pueden ser varios, de reflexión, moñas, muy moñas o de humor del mío (humor absurdo)
Los de reflexión son aquellos que escribo cuando me ha pasado algo o he visto alguna noticia que me ha hecho pensar (sí, a veces pienso y todo, y a veces hasta pienso cosas inteligentes, pero eso no pasa muy a menudo, son más las veces que pienso paridas)
Los moñas son cuando me pongo moñas y escribo cosas bonitas a la gente que quiero, ya sabéis cuando me sale la vena intensa, que por otra parte cada vez me sale más a menudo, será que me hago mayor y a mayor edad, mayor intensidad.
Los muy moñas son como los moñas pero cuando estoy ovulando o cerca de la regla (sí, a mí las hormonas me dan o por ponerme sensible o por cabrearme hasta c…

ME OFENDE MÁS UN ZORRA EN LAS REDES QUE UN GUAPA EN LA CALLE

Últimamente me está empezando a dar miedo la violencia verbal que leo en las redes sociales, y lo que más miedo me da es que suele ser de una mujer contra otra mujer y eso me da que pensar.
Me ha dado por hablar de esto justo hoy, porque me ha llamado poderosamente la atención como están poniendo a Paula Echevarría en Instagram, de zorra para arriba, porque está saliendo con otra persona después de haberse separado de su marido. Para quien no me conozca, porque muchos ya lo saben, a mí me gusta Paula y la sigo en las redes desde hace bastante. Pues bien, esta mañana leyendo un rato los "piropos" que le ofrecían me han dado ganas de echarme a llorar, no por ella que conste, que imagino que tiene el culo pelado de aguantar estas tonterías, me daban ganas de llorar al ver el machismo implícito en esas acusaciones. Según muchas de las locas (porque esa manera de actuar no es de estar bien de la azotea ya os lo digo) que la atacaban, es una "zorra" "interesada"…

EL MONSTRUO

Cuando eres pequeño crees que se esconde en un armario o debajo de la cama y luchas por escapar de él o por hacerle frente con una espada.
Después creces, el monstruo cambia y puede convertirse en una pesadilla. Para unos el monstruo puede ser un compañero de colegio que le acosa o un niño del barrio o incluso un adulto que le hace cosas que no debería. Para otros el monstruo se instala en su cabeza y le dice lo que debe comer o no para controlar su cuerpo. Y a ciertas edades puede hacerse tan pesado de llevar que llegue a provocar incluso que no quieras seguir adelante porque te puede y no sabes como llevarlo, es tan difícil la adolescencia y es tan duro entender a los demás cuando muchas veces no te entiendes ni tú.
Llegas a la edad adulta y ahí es donde el monstruo puede llegar a dominarte. El monstruo ya no es el enemigo a batir sino el defecto a vencer. La envidia, los celos, la ira, la sed de venganza, son tantos los monstruos que pueden llegar a invadirnos. Porque allá donde ha…