Entradas

CAERTE TE HACE PERSONA. LEVANTARTE TE DEFINE

Eres tan fuerte. Admiro tu fortaleza. No sé cómo lo haces. Me gustaría ser cómo tú. Tú no puedes caer, tú eres fuerte. Tú puedes con todo. Contigo nada puede...
Pero no, yo también caigo.
Yo también tengo domingos de no querer salir de debajo de la manta, de no quitarme el pijama y de volver a llorar.
Yo tampoco sé lo que estoy haciendo muchas veces, porque como siempre digo, no tengo un guión escrito de mi vida, estoy improvisando.
Y sí, soy fuerte, toca serlo, a veces no queda otra, pero también caigo y tengo ese derecho.
Pero no siempre encuentras apoyo, no siempre te lo permiten, la mayoría de veces te encuentras con un: no llores!, no hombre no, esto no es tan grave...no te pongas así.
Por eso cuando caigo, lo hago a solas, para qué, si no me van a dejar tener mi momento, pues me callo. Sabéis, para apoyar, no es necesario tener siempre una sonrisa para esa persona o hacerle un chiste, o decirle que no tiene que llorar y que tiene que seguir adelante, nos ha jodido, eso ya lo sab…

DESMELÉNATE Y GUARDA LA CONCIENCIA EN EL CAJÓN

Vivimos pensando que somos eternos, que siempre va a haber un después, un mañana. Si lo meditas es bastante tonto, pues la única verdad con la que nacemos es que estamos aquí de paso, pero esto que parece una obviedad, es algo en lo que no solemos caer, y así pasamos media vida postergando, alargando la toma de decisiones y escondiéndonos del presente en pos de un futuro que ni siquiera sabemos si llegará. Y yo me pregunto ¿a qué esperamos? A qué esperamos para vivir? pero para vivir de verdad, no esa mierda que algunos llaman vivir, y se limita a seguir respirando y aguantando. Vivir al lado de alguien que no nos llena, ir todos los días a un trabajo que nos hace bostezar nada más entrar por la puerta. Aguantar a gente a nuestro lado que quizá no nos hace bien, sólo porque nos toca, porque son familia, porque son "amigos" de toda la vida. ¿Hasta cuando pasar cada día haciendo lo que se supone que debemos hacer y no lo que de verdad queremos hacer?
Sabéis eso de "que bi…

INVENCIBLE

Ese día se levantó sola, como siempre desde meses atrás, pero ese día sintió algo distinto. Se fue a la ducha como cada mañana, pero había algo en ella que había cambiado, o quizá algo que había vuelto, y había vuelto para quedarse, su sonrisa.
Esa mañana ya no sintió miedo, ya no tuvo ganas de llorar, ya no se sentía sola.
Mientras le caía el agua por la cabeza cerró los ojos y empezó a pensar. Su trabajo le encantaba, le llenaba y no, no era el mejor trabajo del mundo, pero a ella le servía porque había algo que la hacía llegar allí cada mañana con ganas. Ese trabajo, además, la hacía ser independiente, había podido volar sola. Vivía en un piso que le encantaba, incluso estaba empezando a gustarle aquel pequeño pueblo en el que ahora vivía, y presentía que de momento, debía permanecer allí, y ahora sí, siempre hacía caso a su instinto, ese que nunca le falló.
Pensó que tenía salud, que se encontraba más fuerte que nunca, por no coger, ni un resfriado todavía, a pesar de estar todo e…

SONRÍE Y VIVE INTENSO SIEMPRE

Dicen que todo en la vida pasa por algo, y yo creo que así es. Cuando nos sucede algo que no esperamos, sobre todo si es algo que nos rompe, algo que nos duele tanto que nos deja quietos, sin saber reaccionar ni cómo seguir, suele pasar que nos cuesta un poco aceptarlo. Y es que si algo duele en esta vida es tener que soltar. Cuesta soltar y desprenderse de algo, o de alguien que a ti te hacia feliz, pero si no queda otra, es que no queda otra, no puedes hacer más que dejar ir, y redireccionar tu vida nuevamente. Pero es que además, luego debes pararte a pensar en lo que acabo de decir al principio de la entrada, todo en la vida pasa por algo, y entonces verás como es más fácil que dejes ir aquello que ya no va a ningún sitio, te vas a dar cuenta de que ha pasado porque tenía que pasar, porque debías acabar con un capítulo para poder dar la vuelta a la página y seguir adelante.
No dejes que nadie te diga lo que debes sentir o cómo debes sentirlo. Tienes todo el derecho a estar mal, a …

MEMORIAS DE UN ANGORA TURCO, EVA EN ESTADO PURO

Conocí a Eva en la blogosfera, que es ese mundo paralelo en el que estamos todos los que tenemos un blog, en el que contamos un poco nuestra vida o lo que nos de la gana contar.
Eva es Asturiana/Dominicana y sí, es una de las blogueras/amigas, a las que he conseguido desvirtualizar y dar un abrazo. Pasamos una mañana increíble en una playa de Gijón, tomando culines de sidra, y comimos en un restaurante al que me llevaron ella y Virginia, su mejor amiga a la que también me une una amistad desde entonces. Y más tarde también se nos unió La López, que también es amiga de Eva y anteriormente bloguera como nosotras.
De aquella mañana, me quedo con los culines de sidra con Eva y Virginia, las risas, y todas las anécdotas que ella me contó. Eva tiene una manera de contar las cosas que es única, te puedes pasar el día escuchándola que no te cansas. Tiene eso que tienen sólo algunas personas, esa capacidad de trasmitir, que si te cuenta algo gracioso te mueres de risa y como sea una tragedia p…

ÉCHALE GANAS

Ayer mientras volaba, mientras corría y me dejaba lo malo en el asfalto y me quedaba sólo con lo bueno (es una virtud que tengo, y me encanta, siempre me quedo con lo bueno y deshecho lo malo) Mientras iba haciendo kilómetros y dejando caer el sudor y las preocupaciones, me sentí más viva que nunca. Hacía tiempo que no me sentía tan plena, tan fuerte y con tanta energía, y creo que fue esa misma actitud la que me hizo llegar a los 10 km que tanto tiempo llevaba persiguiendo.
Y es que siempre os lo voy a repetir, esta vida es cuestión de actitud. Olvidaos de eso de que la felicidad es el camino y no la meta, que es pasajera, que es.....Olvidad todo eso que os han metido en la cabeza los libros de auto ayuda. La felicidad es tu actitud y la forma en como te tomas las cosas que te pasan. Claro que vas a tener momentos malos, es que si no, no aprenderías y no serías persona, además de que carecerías de empatía totalmente, necesitamos los momentos peores para ser nosotros mejores personas.…

LA SUERTE DE TRABAJAR A VUESTRO LADO

Fue mi instinto, ese mismo al que cuando hago caso, acierto siempre. Estoy convencida, porque el día que tenía la entrevista no iba a ir. Ese día diluviaba, el sitio estaba en un lugar desconocido, yo no me encontraba bien y entraba a la consulta en la que trabajaba a las tres. Así que no iba a ir. Pero a última hora algo me dijo: ve! Y fui
Así fue como llegué a la empresa en la que trabajo, en ese lugar al que voy todos los días, pero no sólo por una nómina, voy porque me encanta, y ahora llamadme loca, pero estoy muy contenta con mi trabajo y ahora mismo, no lo cambio.
Mira que la última empresa grande en la que estuve, dejó el listón alto nivel Dios, pero aquí, creo que he encontrado mi lugar, ojalá sea por tiempo.
Es cierto, no estoy como psicóloga, (hago cosas de psicología fuera de este trabajo, pero por el momento no me planteo cambiar oficialmente ni de coña) He vuelto al mundo empresarial, he vuelto a la administración, y nunca pensé que me traería tanta gente bonita.
Y es qu…